Tabasco.- En la carretera costera un joven pide ayuda al presidente Andrés Manual López Obrador.

“Que nos vea Andrés Manuel, que sí existimos, que Pemex atienda este problema porque el derrame de Río Seco está llegando a la laguna de Mecoacán y el crudo afecta a peces, ostiones y el manglar”, dice el pescador.

Medio centenar de pescadores impidió, este miércoles 17, el paso de vehículos en la carretera costera Ceiba Bellote -cerca de la construcción de la Refinería Dos Bocas- en demanda de que Pemex repare el daño por derrame de hidrocarburo.

A tres semanas, la desatención al daño por el derrame petrolero reportado por pescadores el 29 de mayo, cubriendo la Barra Dos Bocas, La Isla (poblado Andrés García), el cauce del Río Seco, y la bocana de El Bellote (Ranchería José María Morelos), ya es problema político.

Este miércoles un grupo de pescadores ostrícolas de cinco comunidades bloquearon parcialmente la carretera Ceiba-Bellote, a la altura de El Bellote, exigiendo que el gobierno les repare los daños que les ocasionó el derrame de petróleo en la pesca y a las granjas ostrícolas.

A esa demanda se unió un grupo de pescadores libres para que sean incluidos en el programa federal Bienpesca, ya que sólo fueron beneficiados los permisionarios y pescadores de otros municipios.

De este problema de contaminación, el 10 de junio, la Secretaría de Bienestar estatal, por medio del subsecretario de Sustentabilidad y Cambio Climático, Gary Leonardo Arjona Rodríguez, que aunque el tema no le competía le dieron seguimiento que personal de la Secretaría para el Desarrollo Energético (SEDENER) les informó que Petróleos Mexicanos (PEMEX) ya había saneado el cuerpo de agua afectado.

“PEMEX informó a SEDENER que comenzaron el saneamiento de la laguna de Mecoacán desde el 30 de mayo y días después culminaron los trabajos”, reportó Arjona Rodríguez.

Asimismo, explicó que en este tipo de contaminación por hidrocarburos, las instancias competentes para determinar responsables y sancionar son la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), por lo que dijo desconocer si hubo sanciones.

El PRI, cauce de la demanda

La tarde del 29 de mayo, pescadores de El Bellote reportaron la mancha de grumo en el Río Seco, al otro día personal de Protección Ambiental y de la Unidad Municipal de Protección Civil acudieron al lugar para verificar el área de contaminación y la procedencia del contaminante.

Al otro día el ex senador priista, Francisco Herrera León, tuiteó: Urge atender!!. Derrame de petróleo en el Bellote, Paraíso, Tabasco. Ya llegó al río que conocemos como Río Seco. También podría llegar a la laguna Mecoacán y si sigue avanzando, va a contaminar todo el sistema lagunar de la costa.

Advirtió que las consecuencias podrían ser devastadoras y que era un llamado urgente a las autoridades,

Para el 4 de junio la diputada federal priista, Soraya Pérez Munguía, desde El Bellote demandó una pronta explicación de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y urgente intervención de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Del lado de la diputada, el presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de la Chontalpa, Gonzalo Ortiz León, insistió en que la afectación puede perjudicar la actividad de ocho cooperativas pesqueras y a seis ostrícolas de la zona.

Por su parte, Elías de la Cruz López, presidente de la Sociedad Cooperativa Ostrícola Mecoacán, dijo que la contaminación ha llegado a la laguna y que ha puesto en riesgo a más de 40 mil contenedores de ostión.

Los pescadores solicitaron la intervención de Pérez Munguía, para que PEMEX dé una urgente explicación de lo que está pasando con las instalaciones petroleras en las costas del municipio de Paraíso.

Recientemente, el lunes 16 de junio, Soraya Pérez Munguía, retomó el tema y le demandó a Pemex que entregue un “informe pormenorizado sobre los derrames en lagunas y ríos de Tabasco, porque han causado graves problemas, y es urgente una explicación”.

Argumentó que “los derrames de hidrocarburos en Tabasco son recurrentes, sin que Petróleos Mexicanos asuma su responsabilidad para evitar más daños al ambiente y resarcir los daños ocasionados a la población”.

También pidió que la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, realice una auditoría y la investigación sobre los acontecimientos que conllevaron al derrame de hidrocarburo, el pasado mes de mayo, con la finalidad de sancionar a quienes resulten responsables de la contingencia.

“Pescadores de la zona reportaron daño a la actividad económica en 18 cooperativas y acusaron que el derrame ha puesto en riesgo más de 40 mil contenedores de ostión y, hasta el momento, los cooperativistas no han recibido apoyo por parte del Gobierno para enfrentar la emergencia ambiental”, resaltó.

La diputada federal lamentó que, a poco más de dos semanas de ocurrida la fuga de petróleo, PEMEX desconozca las causas que originaron el accidente y tampoco informe, por qué la recurrencia de los percances durante los últimos años.