México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el desabasto de gasolina en la Ciudad de México se dio por un “sabotaje” en el ducto de Tuxpan- Azcapotzalco, pero dijo que ya se tiene combustible suficiente en la capital y es cuestión de que se distribuya.

“El problema de la escasez en la CDMX se originó porque hubo un sabotaje a un ducto de conducción de combustible de Tuxpan a Azcapotzalco. Se restableció y volvieron a bloquear el ducto”, dijo en conferencia de prensa matutina.

El mandatario dijo que se reforzará la seguridad y el cuidado de 1,600 kilómetros en donde están los seis ductos principales del traslado de los combustibles.

En su conferencia de prensa matutina de este jueves, López Obrador volvió a pedir prudencia y calma en esta situación a los ciudadanos y apoyo para denunciar el robo de combustibles.

 “Vamos a seguir desplegando todas las accionas que sean necesarias. Ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso”, comentó.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, adelantó por su parte que con ayuda de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Secretaría de Hacienda se detectaron cuentas relacionadas con el robo de combustible y que se están cancelando.

Además dijo que se están poniendo a disposición del ministerio público las carpetas de investigación para que se lleven a cabo las indagaciones de las personas que estaban involucradas, y que ya hay algunos detenidos por este delito.

El encargado de despacho de la PGR, Alejandro Gertz, omitió dar más detalles para no afectar los procesos, ya que dijo que “así se han perdido muchos procedimientos”.

López Obrador instruyó a que el próximo lunes 14 de enero den información más detallada y específica sobre las averiguaciones previas, las carpetas de investigación y los presuntos responsables.