México.- Aunque desde los primeros días del año varios estados del país han enfrentado un desabasto de gasolina derivado de un cambio en la distribución del combustible, al momento no hay repercusiones económicas por dicha situación, indicó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

Sin embargo, recalcó que si el problema se prolonga, sí podría haber afectaciones en el futuro.

Las afectaciones dependen del monto de desabasto, si sólo son pocos días no suele generar impactos económicos. Para que realmente afecte las tasas de crecimiento de un país debe ser un desabasto más duradero”, aseguró el economista durante la presentación del Informe Sectorial y Regional del segundo semestre del 2018.

Al ser cuestionado sobre cuánto tiempo tendría que durar esta problemática antes de tener un efecto negativo, dijo que no pueden saberse, ya que depende de la magnitud del desabasto.

Dijo que en caso de prolongarse y afectar a más estados, impactaría en la movilidad tanto de personas como de productos, y por ende al comercio y a la economía.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha reconocido el desabasto y pidió a la sociedad a no caer en pánico, ya que existe gasolina suficiente.

El desabasto que sufren algunas entidades del país se debe al cambio de distribución como parte de la estrategia para combatir el robo de combustible, mejor conocido como “huachicoleo”.

La medida implicó el cierre de ductos que abastecen algunos centros de distribución, por lo que ahora se hace a través de pipas, lo que implica que el abastecimiento sea más lento.