Hotel Casa Inn “agradece preferencia” y desaloja a policías federales

El gerente general  del hotel Casa Inn, Silvestre Luna Bedolla, a gradeció a personal de la Policía Federal su preferencia de esa hospedería, y pidió que abandonen las habitaciones por un adeudo de 14 millones 291 mil pesos que el gobierno del estado y la Policía Federal no ha liquidado desde el mes de septiembre del 2014.

Personal de la Policía Federal, arribaron al puerto para poner en marcha el programa de seguridad "Guerrero Seguro", y estuvieron pagando de manera normal, hasta que desde el mes de septiembre suspendieron el pago por el servicio del hospedaje.

"Nos vemos en la penosa necesidad de solicitarles el desalojo de su habitaciones ya que, a partir del día 20 de mayo, los que deseen permanecer con nosotros deberán hacer el pago directo al hotel, con una tarifa preferencial de 750 por noche que incluye desayuno para dos personas", dijo Luna Bedolla.

El responsable del hotel lamentó que tanto el gobierno del estado, como los mandos de la Policía Federal,  los hayan puesto en esa situación “tan penosa”. Según datos proporcionados por el gerente de Casa Inn, existen al menos 48 facturas que muestran claramente la prestación del servicio.

Sin embargo, advirtió Luna Bedoya, que ahora les están pidiendo un contrato con convenio del servicio para poder pagarles la deuda de los 14 millones de pesos y que, debido a la falta de pago, el hotel atraviesa por “una quiebra técnica”.

Ante la falta de pago, se observó que disminuyó el número de habitaciones que mantenían los federales que de 90 ocupadas a 8 a este día comentó el gerente y agregó que “la salida de los uniformados deja ver que la seguridad en el municipio quedará otra vez a la deriva y podría repuntar más la violencia”.