Trabajadores del Congreso del estado fueron desalojados del inmueble “para no ponerlos en riesgo” debido a la marcha que este día hicieron maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) en exigencia de que el gobierno del estado atienda su pliego petitorio de este año.

Los trabajadores del Congreso fueron desalojados de manera momentánea poco después de la 1:00 de la tarde con la finalidad de que su integridad física no se pusiera en riesgo por la manifestación que los docentes realizaron en la zona sur de Chilpancingo. El desalojo de los trabajadores se dio a pesar de que la marcha de la CETEG marchó alrededor de media hora, y posteriormente protestó en las instalaciones de palacio de gobierno.

Sin indicios de que la movilización magisterial se trasladara al Congreso del estado, los trabajadores de seguridad desalojaron a los trabajadores que esperaron afuera del inmueble si se podían retirar, dejando suspendidas sus labores hasta el próximo lunes.

Como ocurre en otras ocasiones cuando hay marchas en Chilpancingo, hoy el Congreso no estuvo resguardado por efectivos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, quienes usualmente cuando hay protestas se colocan desde temprano en zonas estratégicas del recinto legislativo para evitar que se afecte el inmueble o a los trabajadores.

Este día, maestros de la CETEG marcharon en Chilpancingo para exigir al gobierno estatal atienda su pliego petitorio que entregaron desde de enero pasado, en que destacan la inclusión de siete mil trabajadores al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) que depende del gobierno federal.

La marcha inició alrededor de las 11:30 de la mañana desde la avenida Rufo Figueroa. Después tomaron la lateral del bulevar Vicente Guerrero por unos metros hasta desviarse en la calle Recursos Hidráulicos que desemboca al Palacio de Gobierno, en donde se mantuvieron bloqueando los accesos por varias horas.