Guatemala, Guatemala, (Cimacnoticias).- La organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF) informó que la periodista Salud Hernández-Mora, corresponsal en Colombia del diario español El Mundo, desapareció el pasado sábado 21 en el municipio de El Tarra, a donde se había desplazado para realizar labores informativas.

RSF mostró su profunda preocupación por la desaparición de la corresponsal durante la realización de un reportaje en una zona controlada por varios grupos armados, y aunque ninguna de esas agrupaciones ha confirmado que se trate de un secuestro, el diario El Mundo lo da por seguro, citando a fuentes militares.

La zona donde desapareció Hernández-Mora, situada en la región del Catatumbo, es cercana a la frontera con Venezuela, en un área con presencia de varios grupos paramilitares y guerrilleros, entre ellos el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que acostumbra a comunicar la toma de rehenes, una circunstancia que no se ha dado, hasta el momento, en el caso de la periodista.

RSF tuvo conocimiento de que la corresponsal cubría en la localidad de El Tarra las protestas por la desaparición de dos jóvenes del municipio, y participó en varias de las reuniones que mantuvo la comunidad para organizar brigadas de búsqueda, pero los jóvenes finalmente fueron encontrados.

Una religiosa de la zona fue la última que vio personalmente a Salud Hernández-Mora; luego la periodista abordó un “moto taxi” en dirección al municipio de Filo Gringo, también en la región del Catatumbo.

RSF también supo que la reportera había contactado a diversas fuentes que le permitieran adentrarse en otras zonas de la región, y advirtió que el servicio telefónico presenta muchas dificultades en el área; en cualquier caso, fue después de tomar el “moto taxi” que se perdió el rastro de Hernández-Mora.

Malén Aznárez, presidenta de RSF-España, mostró su preocupación por la desaparición de la corresponsal, una periodista veterana con amplia experiencia en zonas controladas por la guerrilla y en los conflictos armados que azotan a Colombia.

“Esperamos que la labor de las autoridades colombianas surta efecto y que la coordinación con el gobierno español sea fluida, poder dilucidar esta penosa situación; brindamos todo nuestro apoyo a los familiares de la periodista y garantizamos que velaremos por su situación con todos nuestros recursos, como lo hemos hecho siempre con compañeros que se han enfrentado a situaciones similares”, expresó Aznárez.

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que está en contacto permanente con la embajada de España en Bogotá, que da seguimiento al caso.