Chilpancingo, Guerrero.- En exigencia de la revocación de mandato de la alcaldesa de Mártir de Cuilapa (Apango), Felicitas Muñiz, pobladores de la cabecera municipal y regidores protestaron en el Congreso del estado, en donde también denunciaron la desaparición de dos personas que pertenecen a ese grupo.

Minutos antes de las 13:00 horas de este jueves, a bordo de varias camionetas y unidades de servicio de transporte público, pobladores de Apango, cabecera municipal de Mártir de Cuilapa, arribaron al recinto legislativo, en donde bloquearon con camionetas las vialidades ubicadas frente al inmueble.

“Venimos a presionar al Congreso del estado porque no nos han dado una solución a los habitantes en el tema de la revocación de mandato de la presidenta municipal, por el tema de desvío de recursos, nepotismo y por la violencia que se ha desatado en el municipio”, dijo la regidora de Apango, Edelmira del Moral Miranda.

En este contexto, denunció que el pasado viernes, dos simpatizantes del movimiento en contra de la alcaldesa desaparecieron, hecho por el que culpan directamente a Felicitas Muñiz.

La regidora detalló que los desaparecidos son Tayde Hernández Astudillo y Christian Fernando Salinas Astudillo, quienes se encontraban juntos en la cabecera municipal y sus familias participan de manera activa en las protestas realizadas para solicitar la destitución de la alcaldesa.

“Responsabilizamos directamente a la señora presidenta ya que estos muchachos son participantes del movimiento y sus familias están muy cerca de las acciones. Es una situación muy preocupante porque pensamos que son represalias de la señora”, explicó.

Por esta situación, solicitaron al Congreso de Guerrero que se hagan los exhortos desde el órgano legislativo para la búsqueda de los dos desaparecidos de Apango.

Finalmente destacó que el ayuntamiento de Apango sigue tomado desde el 17 de mayo por las protestas en contra de la edil, aunque aceptó que el clima actualmente es “tenso”, sobre todo por la recién desaparición de simpatizantes del movimiento.

Las desapariciones

El pasado viernes, a las 02:30 de la tarde, Tayde Hernández Astudillo, quien labora en la Dirección de Tránsito Estatal, avisó vía telefónica que se encontraba ya en Apango pero “ya no llegó a casa”.

“Le marcamos pero ya mandaba a buzón. Él había salido de trabajar el viernes y su último conexión de WhatsApp fue a las 3.04”, relató Mary Cruz Barrio Campos, esposa del desaparecido.

Por su parte, Ana Karen Iglesias del Moral, esposa de Christian Fernando Salinas Astudillo, recalcó que los ahora desaparecidos se encontraban juntos, y su hora de última conexión coincide a las 03:06 horas.

Ante esta situación indicaron que ya existe una denuncia formal, pero exhortaron a que se agoten la búsqueda terrestre y aérea de los desaparecidos y se rastree los celulares para tener indicios de su ubicación.

“Claro que responsabilizamos a la alcaldesa por que antes no sucedían estas cosas y desde que ella está hay muchas desapariciones”, sentenciaron.