México.- Consejeros presidentes de comisiones estatales electorales coincidieron en señalar que reformar la ley para desaparecer los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES), “sería una regresión autoritaria, un retroceso importante”.

“Donde no hay elecciones, no hay libertad. Está probado que la descentralización del ejercicio de la acción electoral es mucho más efectiva. (Desaparecer los OPLEs) es ir hacia atrás, regresar a que el gobierno controle las elecciones, es un retroceso abismal. Es una regresión autoritaria. Hay que apostarle a la institucionalidad y a la consolidación democrática”, consideró Mario Alberto Garza Castillo, presidente de la Comisión Estatal de Nuevo León.

El funcionario indicó que en lugar de pensar en centralizar la actividad electoral en un solo Instituto, primero tendría que revisarse el presupuesto destinado a los partidos políticos y el efecto negativo a la democracia si desaparecen los organismos locales.

Explicó que “el encarecimiento de los procesos electorales es derivado de la reforma electoral del 2014 que dispuso el cambio de financiamiento a los partidos políticos”.

Antes de la reforma, las prerrogativas de los partidos políticos se calculaban de manera proporcional a 20 por ciento de la lista nominal de cada estado. “En 2014 se amplificó de manera importantísima, calculando un 65 por ciento de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), y no sobre la lista nominal, sino sobre el padrón electoral”.

“Ese es un factor objetivamente observable, el financiamiento a partidos subió 300 por ciento. Si analizas lo que gasta la Comisión Estatal de Nuevo León, el 61 por ciento corresponde a las prerrogativas de los partidos políticos. Lo demás es para el gasto ordinario de la elección”, puntualizó Garza Castillo.

En el mismo sentido, María de los Ángeles Quintero, presidenta del Instituto Electoral de Tamaulipas, explicó que “de los 345 millones de pesos destinados a este organismo, alrededor de 197 millones son prerrogativas de los partidos políticos, poco menos de la mitad es el presupuesto del OPLE”.