Un arquitecto español realizó una reconstrucción digital después de 12 años de investigación. Reveló que los egipcios conocían las medidas de la Tierra y el cuarto decimal del número Pi

Agencias

Un reconocido arquitecto español reconstruyó digitalmente la Gran Pirámide de Keops, situada en Giza, Egipto, y tras analizar y estudiar los conocimientos científicos de la civilización del Antiguo Egipto, descifró los enigmas de la más antigua de las Siete Maravillas del mundo. El trabajo del experto asegura que sus constructores conocían las medidas terráqueas, del Sol, y el cuarto decimal del número Pi.

La reconstrucción digital pertenece al arquitecto Miquel Pérez-Sánchez Pla y es la primera reproducción "exacta" que se hizo del monumento. Surge de la síntesis entre las conclusiones de su tesis doctoral -presentada en 2008 en la Universitad Politécnica de Catalunya (UPC)- y los resultados de 12 años de investigación. Las conclusiones están publicadas en el libro "La Gran Pirámide, clave secreta del pasado", que reúne un trabajo sobre urbanismo, arquitectura, ingeniería y arqueología.

Los hallazgos más destacados son las fechas del inicio y el fin de su construcción -realizada hace más de 4.500 años, durante el reinado del faraón Khufu, más conocido como Keops-; la causa de su construcción y la posible situación de la cámara sepulcral de Khufu, que puede hallarse oculta todavía, y que el arquitecto sitúa en la parte superior del templo gracias a "pruebas matemáticas".