México.-Un Tribunal Colegiado ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) que levante el aseguramiento de ocho cuentas bancarias congeladas a Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, por lo que podrá hacer uso de éstas y de los rendimientos que hayan generado desde 2002.

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) nunca pudo demostrar que Ávila Beltrán, como se afirmó, tiene vínculos con el líder del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada, y que coordinaba los envíos de cocaína a Estados Unidos.

Por mayoría de votos, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal otorgó la protección de la justicia a Sandra Ávila para el efecto de que el agente del Ministerio Público de la Federación (MPF), adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, deje sin efecto el acuerdo de 7 de agosto de 2002, a través del cual ordenó el aseguramiento de todas las cuentas bancarias.

Los magistrados señalaron que, pese al amparo concedido por una juez federal, los efectos fijados no fueron del todo claros, “pues de ellos se observa que no especificó respecto de cuáles cuentas bancarias de la quejosa debía levantarse su aseguramiento, es decir, número de cuenta e institución donde están radicadas cada una de ellas, sino que solamente señaló de manera genérica que debían descongelarse las cuentas bancarias que le hubieren sido aseguradas”.

El MPF deberá emitir un nuevo acuerdo y ordenar el levantamiento de dicho aseguramiento, “así como la devolución del numerario contenido en esas cuentas, y de ser el caso, sus respectivos rendimientos”, indica la sentencia.