México, (Notimex).- Si no se trata la epilepsia puede provocar daños cerebrales o la muerte y precisamente una nueva esperanza es el descubrimiento de tres fármacos anticonvulsivos eficaces para su tratamiento.

Un nuevo estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine encontró que el levetiracetam, la fosfenitoína y el valproato son igualmente seguros y efectivos en el tratamiento de pacientes con epilepsia.

Esas alternativas de tratamiento son utilizadas por lo general en las salas de emergencias para tratar pacientes con estado epiléptico refractario, convulsiones graves que continúan incluso después de los medicamentos con benzodiacepinas, que son la primera línea de tratamiento y son efectivas para controlar las convulsiones en más de dos tercios de los pacientes.

Robin Conwit, autor del estudio, afirmó que los médicos pueden confiar en que el tratamiento particular que eligen para sus pacientes con estado epiléptico es seguro y efectivo, y puede ayudarlos a evitar la necesidad de intubarlos y permanecer en la unidad de cuidados intensivos.

En la investigación participaron pediatras, médicos de emergencias, neurólogos, farmacólogos y bioestadísticos.

El trabajo evaluó a más de 380 niños y adultos que fueron asignados al azar para recibir levetiracetam, fosfenitoína o valproato cuando llegaron a la sala de emergencias mientras experimentaban una convulsión.

Los científicos trataban de determinar cuál de los medicamentos anticonvulsivos era más efectivo para detenerlas y mejorar el nivel de respuesta del paciente dentro de los 60 minutos posteriores a la administración del tratamiento.

Los resultados mostraron que los tres medicamentos detuvieron las convulsiones y mejoraron la capacidad de respuesta en aproximadamente la mitad de los participantes del estudio.

La investigación utilizó un algoritmo para determinar qué medicamentos recibirían los pacientes en función de la acumulación de los datos de prueba.

Con ese diseño innovador se redujo el riesgo al disminuir las posibilidades de que los participantes pudieran haber recibido lo que, quizás, era el tratamiento menos efectivo, afirmó Jaideep Kapur, profesor en la Universidad de Virginia y también autor de la investigación.

El estado epiléptico se caracteriza por convulsiones individuales o convulsiones múltiples en serie que duran más de cinco minutos y ocasionan pérdida de conciencia.

El estado epiléptico refractario ocurre en aquellas personas en las que las benzodiacepinas no detienen sus ataques.

Se necesitan estudios adicionales para prevenirlo y hallar opciones de tratamiento para los pacientes cuyas convulsiones no responden a los tres medicamentos investigados en este estudio, indicó Jaideep Kapur.