México.- En Colorado, Estados Unidos, una ardilla con peste bubónica fue localizada el sábado en la comunidad de Morrison, en el condado de Jefferson.

Se le hizo una prueba para peste bubónica a la que dio positivo, de acuerdo con un comunicado emitido por las autoridades de salud del condado.

Se trata del primer caso de peste bubónica detectado en el condado este año.

La peste bubónica es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Yersinia pestis, y puede ser contraída por humanos y mascotas.

El comunicado de las autoridades de salud del condado Jefferson recordó que “las personas se pueden infectar con la mordedura de pulgas infectadas, por la tos de un animal infectado o por contacto directo, por ejemplo a través de una mordida, con la sangre o tejidos infectados de animales”.

Añadió que los gatos son “altamente susceptibles a la peste y pueden morir si no son tratados de forma rápida con antibióticos”.

"Los gatos pueden contraerla por mordeduras de pulgas, de roedores o la ingestión de un roedor infectado. Los perros no son susceptibles a la peste; sin embargo pueden llevar pulgas infectadas” señaló y pidió a los dueños de mascotas llevarlas al veterinario ante la sospecha de que estén enfermas, así como no alimentar ni aproximarse a animales salvajes.

Los síntomas de la peste pueden ser: fiebre elevada y repentina, escalofríos, dolor de cabeza, náusea y dolor extremo e inflamación de los nódulos linfáticos. Si se diagnostica a tiempo, la enfermedad puede ser tratada eficazmente con antibióticos; de lo contrario, puede ser mortal.

Aunque se le liga con pandemias históricas como la de la Peste Negra, cada año hay casos de peste bubónica en diversos países, y también se han registrado en Estados Unidos, en su mayoría en el suroeste, incluyendo Nuevo México, Arizona y Colorado, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Recientemente se constataron varios casos de peste bubónica en China. Las autoridades de la ciudad de Bayannur, situada en Mongolia interior, en el norte de China, anunciaron una serie de medidas tras detectarse a principios de julio un caso de esta enfermedad.

El paciente, un pastor, se encontraba en situación estable en un hospital de Bayannur. Las víctimas habían consumido carne de marmota.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este martes que estaba supervisando de cerca los casos en China y que “por el momento no consideramos que haya un riesgo alto”.

Con información de El Universal.