Tras realizar trabajos de limpieza del canal de Acapol perteneciente al Valle de Chalco, trabajadores hallaron el cadáver en estado putrefacto de un hombre.

El descubrimiento ocurrió, cuando entre el lirio sobresalió la osamenta, por lo que los empleados del servicio dieron aviso a las autoridades. Los elementos de la policía confirmaron que se trataba de una persona fallecida y señalaron que aún portaba pedazos de su vestimenta.

Debido al nivel de descomposición del cuerpo, los elementos de la policía municipal calcularon que llevaba en el Canal de Acapol aproximadamente un año y medio.

Por otro lado, el Ministerio Público trasladó el cadáver al anfiteatro donde se le realizarán diversas pruebas para  saber cuándo y cómo murió.