México.- Un grupo de investigadores encontró una nueva especie de rana de árbol que tiene una garra alargada, cuya función de momento se desconoce, informa un estudio, publicado recientemente en la revista ZooKeys.

La expedición de científicos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en una montaña en la cordillera del Cóndor de los Andes duró dos semanas, señala el comunicado de este 3 de enero, dedicado a los resultados de la investigación. La especie fue descubierta junto a los ríos en un pequeño bosque. "Los ríos tenían aguas negras y las ranas estaban sentadas a lo largo de ellas, sobre ramas de arbustos marrones de color similar al de las ranas" y fue difícil encontrarlas, porque se mezclaban con su entorno, afirmó Alex Achig, uno de los participantes del proyecto.

El análisis de los datos genéticos y morfológicos mostró que la rana encontrada representa una especie anteriormente desconocida. El animal recibió el nombre 'Hyloscirtus hillisi', en el honor del científico David Hillis, que encontró tres especies del mismo género en la década de 1980.

El anfibio "se caracteriza por una coloración marrón oscura con contrastantes manchas naranjas brillantes". Además, los especialistas indicaron que tiene "una extraordinaria estructura alargada, similar a una garra, ubicada en la base del pulgar". De momento, se desconoce la función de esa parte, pero los investigadores sugieren que puede servir como un instrumento para la protección contra los depredadores o un medio que usan en la lucha entre machos.

La especie Hyloscirtus hillisi se encuentra en peligro de extinción, debido a la actividad minera a gran escala que se lleva a cabo cerca de su hábitat por una empresa china.