México.- México atravesó por un problema de desempleo durante 2019: hubo una reducción en la generación de empleo que no se había visto desde hace 21 años y se eliminaron casi 6 mil empleos en los estados.

Las entidades que más sufrieron esta precarización laboral fueron Morelos, Estado de México, Durango y Coahuila. Esta última fue la más afectada, según los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pues se perdieron 3 mil 17 puestos. La razón pudo haber sido menor dinamismo en la producción automotriz.

En territorio mexiquense fueron eliminados poco más de mil trabajados, de la misma manera que en Durango. Mientras que en Morelos fueron eliminadas 776 plazas; fue la primera vez en una década que en la entidad no se amplió la plantilla laboral.

Mientras que en el resto de entidades la generación de empleo fue menor a la del 2018. Tamaulipas registró una baja de 94.8%, Hidalgo 91.5%, Baja California Sur 80.2%, Baja California 70%, Tlaxcala 66% y Chihuahua 65.5%. Ademas, Zacatecas 59.3%, Puebla 58.6%, Nuevo León 55.2%, Guanajuato 54.4% y Quintana Roo 52.8%.

Sin embargo, también hubo estados de la República en donde la generación de empleo superó los números de 2018. En el caso de Nayarit, se crearon 13,509 plazas, seis veces más que el año anterior. También en Oaxaca el panorama fue positivo: hubo 2,562 puestos nuevos y en Campeche se crearon 8 mil 395 trabajos.

Igualmente, en Jalisco se generaron 51 mil 699 plazas y en Colima 4 mil 18 empleos, lo que representó un incremento anual de 1.9 y 16.7%.

Según la consultora de Recursos Humanos ManpowerGroup, se espera que en los primeros tres meses del 2020 el número de trabajos en todo el territorio mexicano se amplíe en 250 mil plazas. Esta cifra sería menor a la registrada en 2019, cuando se generaron 260 mil empleos.

Las regiones en donde se prevé que haya más trabajo es en la Noreste (Baja California, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora).