México.- La situación laboral en México no tiene un panorama optimista para la población a razón del incremento del desempleo, el trabajo informal y la precariedad laboral en 2019 y que esperan especialista se mantenga en ascenso para este 2020, con un moderado crecimiento de empleos.

En la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el aumento de la precariedad no resulta alentador para los mexicanos, al cerrar 2019 se contabilizaron más de 10.6 millones de personas con salarios insuficientes, sin servicios básicos y con necesidad de trabajar horas extra o de más de un trabajo.

Asimismo, la informalidad laboral también es una problemática dura de afrontar. De acuerdo con datos del INEGI, el 56.1% de la población económicamente activa (PEA) no cuenta con los derechos mínimos laborales en prestaciones, seguridad social o contratos formales. Aunque la cifra descendió 7 puntos comparada con el 2018, continúa siendo más de la mitad de la población mexicana.

Por otro lado, se registró una tasa de desocupación en el segundo trimestre de 2019 de 3.5%, tasa más alta comparada con las cifras de 2018, para luego descender al 3.1% en el último trimestre. La tasa de desocupación es el porcentaje de PEA sin trabajar ni una hora a la semana pero con la disposición de hacerlo.

Aún con el descenso a final de 2019, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que la tasa de desocupación para el país ascenderá a 3.7% en 2020 y a 4.1% en 2021, es decir, 2.3 millones de mexicanos se encontrarían en desempleo en los dos próximos años.

Estas cifras de la OIT son el resultado principal del menor dinamismo de la economía en 2019, pero las causas individuales del desempleo son de diferente índole, como la quiebra de una empresa o el recorte de personal.

Mientras estas cifras aumentan, otras disminuyen o se mantienen provocando aún más preocupación a los empleados. Es el caso de la creación de nuevos empleos que, según datos del área de investigación económica de BBVA Research, se mantendrá a un ritmo moderado en 2020, parecido al crecimiento promedio mensual de 2019 del 2.3 por ciento.

Banco de México espera la creación de 500,000 a 600,000 empleos nuevos que lleven a un crecimiento económico de al menos 0.8% y hasta el 1.8%, aunque no serán los suficientes para los más de 20.4 millones de nuevos empleados registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Así, con el desempleo a la alza y la creación de nuevos empleos sin ascender, empleos que podrían no ofrecer las prestaciones necesarias para evitar la precariedad y la informalidad, México tiene un panorama inseguro para millones de empleados en el país.