#Guerrero

Desencuentros, vacíos y desaires, entre gobernador y alcalde de Acapulco

Por Redacción, 2015-11-24 17:02

Desde el 27 de octubre que Héctor Astudillo Flores asumió como gobernador de Guerrero, se vio el trato que iba a tener con el presidente del municipio más grande e importante de Guerrero: Acapulco. El trato con Evodio Velázquez Aguirre ha sido distante y displicente, lejos de la cortesía política y las buenas formas entre un jefe del Ejecutivo y un alcalde.

De por sí que la relación nació tirante: ambos son de partidos distintos. Mientras que Astudillo es del PRI, Velázquez milita en el PRD. Aunque tampoco debería ser problema, de no ser por un detalle: quien fue la candidata perredista, Beatriz Mojica Morga, era también parte del grupo Nueva Mayoría que lidera Velázquez en el PRD.

Perdida la elección, Mojica anunció que impugnaría y en contrapartida el PRI dijo que haría lo mismo en Acapulco. Con el anuncio vinieron las declaraciones fuertes: que si Astudillo hizo uso de recursos de dudosa procedencia, que si cabecillas del narco lo apoyaron en su carrera para llegar a la gubernatura. Que si esto, que si lo otro.

Se interpusieron las querellas y las posiciones parecieron irreconciliables. Ninguno de las dos tuvo futuro pero sirvió para distanciar a los gobernantes. Luego Velázquez Aguirre asumió la alcaldía y un mes más tarde lo hizo Astudillo con la gubernatura. Asumidos en sus papeles, terminada la contienda, los gobernantes no se han despojado de sus colores partidistas y no se ven dispuestos a olvidar los agravios de la elección.

Astudillo tomó protesta en el Congreso del estado y ese mismo día encabezó un acto en Acapulco con la plana mayor del PRI nacional, así como con gobernadores y hasta el jefe del gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera. Velázquez Aguirre y la disidencia perredista habían anunciado que no asistirían, aunque de todos modos no fueron invitados.

Desde ese mismo día inició una serie de desencuentros, vacíos y desaires entre Velázquez y Astudillo. Por ejemplo, horas después de que tomó protesta, el ya gobernador Astudillo convocó a un pacto por la reconstrucción de Guerrero en el que, al menos en el boletín informativo, no se dijo que el alcalde haya estado. En cambio se destaca la presencia del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Y el 29 de octubre, en la inauguración de la Unidad Antisecuestro y Extorsión en Guerrero, celebrada en Acapulco, asiste, sí el alcalde Velázquez pero también el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

Un día después, el 30 de octubre, Astudillo acudió de nuevo a Acapulco acompañado —o acompañando— a la secretaria de Salud del gobierno federal, Mercedes Juan López, para supervisar la obra del nuevo hospital general, ubicado en El Quemado. En el acto estuvo el secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada pero no el alcalde de Acapulco.

Ese mismo día, pero más temprano, Astudillo Flores encabezó un acto con la funcionaria federal en el que se echaron andar acciones contra la chinkungunya, en el que también estuvo la esposa del gobernador, Mercedes Calvo, y de nuevo no fue invitado el presidente municipal acapulqueño.

Muchos de los actos que tiene el gobernador se celebran en Acapulco. El alcalde debería estar presente, tener un papel protagónico. Estuviera, si el presidente municipal hubiera sido el médico Marco Antonio Terán Porcayo, del partido de Astudillo.

Por eso, el 31 de octubre, en un acto más en el que el gobernador y el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, revisaron avances del Plan Nuevo Guerrero en Acapulco asistieron una docena secretarios de despacho, la mujer de Astudillo, diputados federales y, el alcalde Velázquez, pero en un papel muy secundario.

Ese mismo día, el gobernador acudió a la Playa Bonfil donde inauguró el cuarto festival del pescado a la talla. Estuvo Velázquez y hasta su esposa, Perla Edith Martínez, que en las fotos se ve incómoda y el alcalde relegado. Tuvieron mejor participación el secretario de Turismo, Ernesto Rodríguez Escalona y las diputadas federales priistas, Julieta Fernández Márquez y Verónica Muñoz Parra.

Y el 3 de noviembre el gobernador dio el claquetazo de la película Macho en Acapulco. Asistió otra vez el secretario de Turismo, Rodríguez Escalona, actores y productores. No el alcalde de Acapulco. El 4 de noviembre, la esposa del gobernador entregó una escuela en los Huamuchitos, municipio de Acapulco. Asistió hasta el hijo del actor Eugenio Derbez, así como funcionarios de Televisa. No, otra vez, el alcalde Velázquez Aguirre.

Uno de los pocos actos en el que se vio una participación activa del alcalde Velázquez, incluso en la foto que manejó la Dirección General de Comunicación Social del gobierno del estado, donde aparece en primer plano junto con el gobernador, fue el 7 de noviembre, en el inicio de campaña de prevención contra dengue y chinkungunya. En la foto aparecen dando el banderazo de salida Astudillo y Velázquez.

Pocos días después el presidente municipal de Acapulco volvió a desaparecer de los actos importantes del gobernador. El 11 de noviembre, Astudillo dio la bienvenida al buque escuela Cuauhtémoc. Asistió el secretario de Desarrollo Social José Antonio Meade, la esposa del mandatario Mercedes Calvo, mandos de la Semar y la Sedena con quienes hasta se tomaron una foto en el buque. Pero el alcalde de Acapulco no fue invitado.

El 17 de noviembre Astudillo asistió a una firma de colaboración entre el CRIT y la Secretaría de Fomento Turístico en el que el titular, Ernesto Rodríguez Escalona tuvo un papel protagónico y hasta la esposa del gobernador. Pero Velázquez otra vez no fue invitado.

Y uno de los actos acaso más importantes en el que Evodio Velázquez fue ignorado: la reunión plenaria del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Guerrero celebrado apenas el miércoles 18 en Acapulco. A este acto asistieron todos: los coordinadores de los diputados del PRI y el PRD, Flor Añorve Ocampo y Carlos Reyes Torres, el rector de la Uagro, Javier Saldaña Almazán y hasta el secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, y Evodio Velázquez no fue invitado.

Cinco días antes, cuando el gobierno del estado puso en marcha el alcoholímetro en la Costera de Acapulco el viernes 13 de noviembre, ninguna autoridad local se dio por enterada. La medida fue publicada en el portal oficial del gobierno de Guerrero con el título Entra en vigor el alcoholímetro en Acapulco. Está fechada el 14 de noviembre y en el primer párrafo habla de que “la Secretaría de Salud del estado en coordinación con la Secretaría de Salud Federal y la Policía Federal, han puesto en marcha en este puerto el operativo de alcoholimetría con el propósito de disminuir los acciones viales y decesos por esta causa”.

El gobierno local, una vez más, no fue tomado en cuenta.

#Guerrero

Salvador Rangel ofrece a AMLO interlocución con criminales

El obispo en Guerrero señaló que en el proceso de pacificación se debe incluir a los grupos delincuenciales.

Por Redacción, 2019-08-21 16:07

Guerrero.- El obispo de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, se ofreció como interlocutor entre el gobierno federal y los grupos armados, como parte del proceso de diálogos para pacificar el país.

Vía telefónica, el prelado católico avaló la propuesta de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) de buscar una ruta de dialogo con agrupaciones armadas, aunque señaló que en este proceso se debe incluir a los grupos delincuenciales.

Rangel Mendoza, quien se ha caracterizado por dialogar con jefes criminales, refirió que en los últimos días se ha reunido con al menos cuatro líderes delincuenciales, quien se han pronunciado a favor de la paz.

“Estoy para apoyar, aunque sea de una manera no oficial”, refirió Monseñor Salvador Rangel, en torno a la política para hacer efectivo un proceso de pacificación y desarme de grupos en Guerrero.

Refirió que en un momento crítico para regiones como la Sierra, donde el precio de la goma de opio pasó de 40 mil a 3 mil 500 pesos, es momento de que el gobierno federal atienda con programas y nuevas oportunidades de empleo a los pobladores.

#Guerrero

PRI Guerrero quiere acabar con los servidores de la nación

La bancada local del PRI propuso un exhorto a la Secretaría del Bienestar por llevar a cabo programas sociales en la opacidad y fuera de la ley.

Por Luis Jijón León, 2019-08-21 14:41

Guerrero.- Diputados de Morena en el Congreso local se opusieron a un exhorto propuesto por el PRI como urgente y obvia resolución a la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, para que remita un informe pormenorizado al Congreso del funcionamiento y operación de los servidores de la nación.

El punto de acuerdo fue presentado en la sesión de este miércoles por el diputado Heriberto Huicochea Vázquez, quien cuestionó que a ocho meses del gobierno federal no existe fundamento jurídico alguno o decreto de creación que señale sus facultades o atribuciones de los servidores de la nación, generando opacidad en los programas sociales.

“La falta de información de los servidores de la nación genera suspicacias en el desempeñar de sus funciones”, comentó.

“En Guerrero han operado el padrón de fertilizante, generando molestias e incertidumbre de distintos grupos y asociaciones campesinas que a la fecha no han recibido el insumo requerido, colocando al estado en una posible crisis alimentaria por falta de productos del campo en la canasta básica”.

Recordó que fueron los servidores de la nación los responsables de investigar, elaborar y sancionar el listado de los niños que gozaban del beneficio del programa de Estancias Infantiles, generando rechazo de las madres.

El dudoso desempeñar de los Servidores de la Nacional, dijo, originó que el 10 de junio, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitió una recomendación a los titulares de las secretarías de Bienestar y Hacienda, así como de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y del DIF Nacional.

Por considerar que el nuevo modelo de entrega de apoyos directos, que sustituyen los recursos que se entregaban a estancias infantiles, violan los derechos humanos de los niños y disminuyen el estándar de protección de estos.

En tribuna Heriberto Huicochea dijo que el Instituto Nacional Electoral (INE) se pronunció también en relación con los servidores y ordenó suspender, el uso del nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador en la indumentaria y accesorios como chalecos, gorras, mochilas y gafetes que usan prohibiendo la propaganda gubernamental.

El exhorto propuesto por el PRI pedía a la titular de la Secretaría del Bienestar

un informe pormenorizado del funcionamiento y operación de los servidores de la nación, mismo que deberá contener el decreto de creación o similar, reglamentos, manuales de organización, procedimientos y de operación, los procesos de selección y reclutamiento.

Además de funciones por cada una de las categorías salariales, de quien dependen jerárquicamente, su ámbito de competencia, cuáles fueron los procesos para signar el monto de pago de salarios, así como informe las medidas con las que se cuenta para evitar el uso de los programas sociales con fines electorales.

Los diputados de Morena votaron en contra. El punto de acuerdo no alcanzó los votos requeridos y fue turnado a comisiones.

#Guerrero

«Autonomía, excusa para no transparentar recursos de UAGro»: diputada

Ante ello, Mariana García Guillén planteó que el contralor universitario debe ser designado por el Congreso de Guerrero y respetar las normas del SNA.

Por Luis Jijón León, 2019-08-21 13:52

Guerrero.- La diputada local de Morena, Mariana García Guillén presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) para que sea el Congreso local quien remueva y designe al contralor general, cargo que actualmente es nombrado por el Consejo Universitario.

Al presentar la iniciativa en la sesión de la Comisión Permanente de este miércoles, la diputada destacó que la reforma tiene como finalidad prevenir, corregir e investigar actos u omisiones que pudieran constituir responsabilidades administrativas; así como revisar el ingreso, egreso, manejo, custodia y aplicación de recursos públicos, y presentar las denuncias por hechos u omisiones que pudieran ser constitutivos de delito ante la fiscalía especializada en combate a la corrupción.

“Estas medidas generarían certeza y certidumbre dentro de la propia población universitaria. Se establecería un referente de rendición de cuentas y transparencia por parte de la Universidad y nos sumaríamos a la ya avanzada bandera de este Gobierno, no más corrupción, simulación, mal ejercicio de los recursos públicos y cero tolerancias a la impunidad”, destacó la diputada.

García Guillén sostuvo que las universidades públicas no deben estar al margen de las reglas del Sistema Nacional Anticorrupción, en virtud de que al menos parte de su patrimonio se integra por recursos públicos.

Y aclaró que no se transgrede el principio de autonomía universitaria.

“De ninguna manera dota a la Universidad de un régimen de excepcionalidad, extraterritorialidad o privilegio, que las coloque en un supuesto de excepcionalidad o las sustraiga del respeto al Estado de derecho, esto es, a los principios y normas del sistema jurídico”.