México.- Las mamás no sólo tienen el poder de encontrar las cosas, sino que también pueden mejorar nuestro día, y es que con una llamada telefónica de ellas, nuestro cuerpo puede liberar una hormona que ayuda a reducir el estrés.

Una investigación de la Universidad de Wisconsin-Madison mostró que los niveles de oxitocina aumentan considerablemente en las niñas luego de recibir una llamada telefónica de su madre. La respuesta es similar a cuando reciben una muestra de cariño.

"Está claro a partir de estos resultados que la voz de una madre puede tener el mismo efecto que un abrazo, incluso si no está ahí", señaló la antropóloga y coautora de la investigadora, Leslie Seltzer.

Los investigadores del estudio, publicado por la revista Proceedings of the Royal Society, midieron los niveles de oxitocina de un grupo de 61 niñas de entre siete y 12 años después de un periodo de estrés .

Como parte de la prueba, las niñas tuvieron que realizar una serie de problemas matemáticos frente a un panel de extraños, lo que provocó un incremento de sus niveles de cortisol, una hormona asociada al estrés.