Diputados del PRD designaron a la diputada Erika Alcaraz Sosa como la nueva coordinadora de la fracción parlamentaria en el Congreso local, con el rechazo del ex coordinador Sebastián de la Rosa Peláez, y de la diputada María del Carmen Cabrera Lagunas.

Tras hora y media de reunión a puerta cerrada en la sala de juntas del PRD en el Congreso, en donde estuvieron presentes 13 de los 14 diputados que integran la fracción parlamentaria, el dirigente del Comité Ejecutivo Estatal, Celestino Cesáreo Guzmán, y el secretario general del partido en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez, la diputada Erika Alcaraz Sosa tomó protesta al cargo.

En entrevista, Alcaraz dijo que la decisión de su nombramiento fue basada “en el compañerismo que hemos tenido, en el trabajo que he desempeñado, y en la buena disposición y coordinación que hemos tenido, lo cual creo que es importante para sacar adelante los trabajos legislativos de la fracción”.

Señaló que relación interna de la fracción perredista quedó subsanada, luego de la renuncia de Sebastián de la Rosa Peláez como coordinador el pasado 15 de marzo, quien acusó a sus compañeros de bancada de ejercer prácticas que promueven la corrupción, impunidad, y beneficio personal.

Detalló que la agenda legislativa que construyó el PRD en meses pasados es la que seguirán impulsando, “quizá pudiéramos ampliarla, pero tenemos que darle el seguimiento a la agenda que ya tenemos”.

Los diputados que votaron a favor de Erika Alcaraz Sosa fueron: Silvia Romero Suárez, Isidro Duarte Cabrera, Eloísa Hernández Valle, Ernesto Fidel González Pérez, Crescencio Reyes Torres, Carlos Reyes Torres, Ociel Hugar García Trujillo, Rosa Coral Mendoza Falcón, Raymundo García Gutiérrez, y Yuriria Melchor Sánchez.

Los diputados Sebastián de la Rosa Peláez, y María del Carmen Cabrera Lagunas, se abstuvieron de votar, y el diputado Jonathan Ensaldo Muñoz no asistió a la reunión.

Por su parte, el diputado Sebastián de la Rosa Peláez, sostuvo que el nombramiento de Alcaraz Sosa es una simulación de su partido, porque sus compañeros “no han logrado entender que en este partido las cosas no deben seguir caminando así”.

Reveló que el presidente del PRD en el estado, Celestino Cesáreo Guzmán, advirtió que el próximo mes de septiembre se revisaría el nombramiento de la Alcaraz Sosa, y podría ser sustituida, lo cual dijo, no garantiza unidad al interior  del PRD, y por el contrario, refleja acciones de simulación.

Explicó que el nombramiento del coordinador de la fracción es por un año, y la designación de Alcaraz Sosa es para cubrir el periodo que a él le faltó concluir, y en septiembre, cuando se cumpla ese año, se pondrá a votación su ratificación  al frente de los diputados perredistas.

“La unidad de la fracción no pasa por el nombramiento de la coordinadora, pasa por la revisión de los asuntos internos, pasa por lo que está pasando, va más allá de quién está al frente”, reclamó.

Contradijo las declaraciones de la coordinadora de la fracción parlamentaria perredista, y aseguró que los diputados no están trabajando sobre la agenda legislativa que presentaron de manera pública el año pasado, y que cada quien está “lanzando” iniciativas que no tienen sustento en el proyecto que en su momento fue respaldado por los 14 legisladores.

Criticó que la designación de Erika Alcaraz Sosa no fue discutida, ni hubo otras propuestas, “sólo fue un asunto que un grupo de diputados propuso y se tomó la decisión”, aunque no quiso revelar qué diputados ejercieron su mayoría de votos.

Indicó que hizo dos propuestas que serán revisadas en los próximos días: la primera tiene que ver con el seguimiento de la agenda legislativa que presentaron el año pasado, y la otra es la contratación de asesores para la fracción parlamentaria del PRD, la cual dijo, no cuenta con un equipo propio.

La diputada Erika Alcaraz Sosa pertenece a la corriente interna perredista Movimiento Alternativo Social (MAS) la cual es dirigida por el ex diputado Bernardo Ortega Jiménez, y el ex secretario de salud estatal, Lázaro Mazón Alonso. Fue la única diputada perredista que se opuso a la reforma de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Guerrero, aprobada el pasado 8 de marzo.