El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos informó que se designarán clínicas guía para detectar casos de microcefalia en recién nacidos.

Esto, debido a los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a la “fuerte sospecha” de la relación del brote de zika con defectos neurológicos y microcefalia en recién nacidos.

El funcionario estatal también dijo que estas clínicas atenderán, vigilarán y buscarán prevenir la infección de esta enfermedad.

De la Peña Pintos recordó que, hasta la fecha, no se ha detectado ningún caso de esta enfermedad en la entidad. Asimismo, insistió en que aún no existe prueba científica que relacione los casos de microcefalia en Brasil y Colombia con el virus transmitido por la picadura de mosquitos.

No obstante, destacó que ya se están comprando pruebas PCR – Reacción en Cadena de la Polimerasa, que permiten identificar agentes microscópicos que causan enfermedades - las cuales serían tomadas muestras en la entidad y enviadas a la Ciudad de México para su confirmación.

Al funcionario se le preguntó si habrá medidas especiales en el Parque Papagayo, y descartó que se trate de un foco importante de infección.

“No, esa agua (del lago del parque) no le gusta al mosco, el mosco busca agua limpia y crece también en los hogares”, expresó.

Respecto a la alerta de Estados Unidos para que sus ciudadanos eviten viajar a naciones de América Latina, como México, el funcionario dijo que se están implementando medidas preventivas en coordinación con la Secretaría de Fomento Turístico de Guerrero.

Informó que los 50 mil frascos de repelente que se distribuirán entre la población llegarán la próxima semana y serán repartidos entre las jurisdicciones sanitarias.

Expuso que las regiones más vulnerables del estado ante esta enfermedad son Acapulco, Costa Chica, Centro y Tierra Caliente.

En otros temas, se le recordó que la Jurisdicción Sanitaria 07 de Acapulco amagó con entrar en paro laboral como parte de su exigencia para obtener mejores instalaciones.

“Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo y no me merece ningún comentario; yo diría que deberían de ponerse a trabajar primero, porque Guerrero necesita que trabajemos y no que paremos”, señaló.

Respecto al proceso jurídico que se inició desde esta misma jurisdicción ante el Ministerio Público, el titular de la dependencia dijo desconocer el caso y refirió que es algo que compete al área jurídica.