Chilpancingo, Guerrero.- Un mal mensaje y un retroceso en los derechos políticos de las mujeres, así calificaron activistas la designación como diputado local plurinominal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) de Juan Manuel Santamaría Ramírez, luego de la renuncia al cargo de la diputada propietaria, Hilda Jennifer Ponce Mendoza y su suplente, Eunice Monzón García.

En entrevista, las activistas por el derecho de las mujeres, Marina Reyna Aguilar y María Luisa Garfias Marín dijeron que analizan impugnar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la designación de Juan Manuel Santamaría.

[caption id="attachment_306359" align="aligncenter" width="466"]Marina Reyna Aguilar1 Marina Reyna Aguilar1[/caption]

Insistieron en que la diputación debió asignarse a una mujer, como lo señala el Instituto Nacional Electoral (INE) del 12 de septiembre del 2018, mediante el acuerdo INE/CG1307/2018, por el que ejerce facultad de atracción y se emiten criterios de interpretación para la asignación de diputaciones e integrantes de los ayuntamientos, en relación con el principio de paridad de género.

“El mensaje que manda el Congreso es de violación a un derecho que ya habíamos conquistado, un derecho reconocido por un órgano electoral en donde establece que los espacios de mujeres tienen que se ocupados por mujeres”, dijo la activista, Garfias Marín.

Cuestionó que los diputados de la actual legislatura-de mayoría Morena- se comprometieron a ser diferentes y serían participes de la construcción de la democracia, pero “lo que estamos viendo es que no es así, al final lo que perduro fueron las posiciones patriarcales”.

Garfias Marín reprochó que diputadas del PRI y PRD se alinearan “a lo que dicen sus líderes” y no se inconformaran en la designación de un hombre en el espacio ganado por mujeres “es un retroceso para las mujeres porque era un derecho que ya habíamos conseguido”.

La activista Marina Reyna dijo que estaban frente a un tema de las llamadas “diputadas juanitas”, quienes se separan del cargo para dejarle el espacio a un hombre, un mal mensaje del Congreso local de mayoría Morena.

Previo a la toma de protesta de Juan Manuel Santamaría, activistas y diputadas de Morena pidieron que la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso respetara la paridad de género y asignara la diputación a una mujer, tomando en cuenta el acuerdo del INE.

Sin embargo, en la sesión de ayer, con el respaldo de los diputados del PRI y PRD, Juan Manuel Santamaría asumió el cargo.