Chilpancingo, Guerrero.- Los problemas de desigualdad salarial en trabajadores del ayuntamiento de Chilpancingo no fueron provocados por su administración, respondió el presidente municipal, Antonio Gaspar Beltrán al grupo de manifestantes que tomaron esta mañana tomaron el palacio municipal.

Durante una entrevista en radio universidad, el alcalde habló sobre el grupo de trabajadores extraordinarios que desde las 8:00 de la mañana cerraron los accesos del ayuntamiento de Chilpancingo.

De acuerdo con Antonio Gaspar el problema es consecuencia de las negociaciones entre pasadas administraciones y trabajadores de base -generalmente integrados a algún sindicato- por lo que el grupo de casi 500 empleados extraordinarios han quedado fuera de los incrementos y otros beneficios.

"Entiendo la necesidad de los trabajadores en pedir incremento, remuneración y equidad, está ahí el problema pero yo no lo generé. Algunos ganan un determinado porcentaje de aguinaldo y otros otro, era parte de las negociaciones de administraciones pasadas que propiciaron la desigualdad salarial", respondió a la protesta.

Aclaró que los trabajadores de base se guían por un contrato colectivo de trabajo y que el Ayuntamiento actualmente no cuenta con la capacidad financiera de dar el mismo trato salarial a quienes hoy tomaron el palacio.

"Tenemos un déficit de 15 millones de pesos mensuales para pagar la nómina. Pero eso mis trabajadores no lo entienden, piensan que no hay crisis, habremos de convocar para que estas protestas las llevemos a la Ciudad de México, a la Secretaría de Hacienda", planteó Antonio Gaspar.