Chilpancingo, Guerrero.- El deslave de tierra y caída de árboles en la carretera Chilpancingo-Tlapa, a la altura de la comunidad La Estancada, provocó el cierre la circulación de vehículos sobre la vía.

La mañana de este sábado, se registró la caída de tierra, piedra y un árbol que bloquearon la vía de comunicación.

Al lugar acudió personal de Protección Civil y Bomberos del municipio de Tixtla, quienes realizaron trabajos para retirar los escombros de la vía.

En el lugar no se registró ningún accidente y luego de una hora la circulación se estableció de manera normal.

tierra