De acuerdo al director de la Preparatoria número 7 de la Universidad Autónoma de Guerrero, Bruno Terán Diego, la institución no ha tenido hasta el momento ninguna queja por acoso sexual por parte de profesores hacia el alumnado. La escuela se encuentra en el puerto de Acapulco.

Según el director, esta clase de acusaciones suceden cuando surgen malinterpretaciones por parte de los padres de familia ante el bajo rendimiento académico de sus hijos.

Contó la historia de un alumno al que se le decomisó solvente que inhalaba en las instalaciones, y que incluso exigía a sus compañeros a que lo respiraran.

Tras serle decomisada la droga, Terán Diego asegura que el alumno lo amenazó diciéndole: “va a ver lo qué es mi papá”.

Posteriormente, señaló que no tuvo problemas al platicar con su padre, pero que situaciones incluso más simples que esa lo han obligado a tener que mostrar las listas de asistencia para convencer a los padres de que sus hijos no entran a clases.

Asimismo, señaló que es posible que los pocos alumnos reprobados, pues asegura que la mayoría se hallan por arriba del 8.9, podrían estar generando un clima de tensión ante su inconformidad.

Lo dicho por el director fue reiterado por las alumnas Diana Guerrero López, Alicia Ruiz y Sandy Ríos Palacios, entrevistadas posteriormente, quienes señalaron que ellas nunca han escuchado algún mal comentario por parte de los maestros ni han sufrido acoso alguno.

“Mucho depende de la persona, de que tanto se den a respetar pues en algunas ocasiones, si la persona tiene una mentalidad sucia, y está provocando a la otra persona, es por eso que suceden este tipo de situaciones”, señalaron.

Ríos Palacios dijo que “muchas veces hay quienes no sacan buenas calificaciones, y las alumnas hablan mal de los maestros”.

Por ello, aseguró que cuentan con maestros muy respetuosos y dedicados a su trabajo.

Alumna alcoholizada el Día del Estudiante jamás regresó a clases

Por otra parte, Bruno Terán Diego mencionó que el problema reciente más grave que se ha suscitado en la institución es la de una alumna que terminó alcoholizada y drogada durante un festejo del Día del Estudiante en una playa de Acapulco.

El director señaló que “la Gendarmería la encontró tirada con el uniforme de la escuela” y señaló que él mismo, con el apoyo de otras alumnas, llevó en taxi a la chica.

Asimismo, señala que “jamás volvió a saber de ella”.

“Seguro que al verla sus padres así, pues ya no la mandaron a la escuela”, lamentó.

Por ello, invitó a los padres de familia a estar más al pendiente de sus hijos en la escuela, “existen padres que sólo los inscriben y se olvidan de ellos”.