México.- Los 37 despedidos del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), protestaron afuera de las oficinas del delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, para pedir atención.

Esta tarde los trabajadores despedidos del Conafe arribaron afuera de las oficinas del morenista y cerraron los accesos principales de manera simbólica.

Con decenas de cartulinas, los manifestantes reclamaron la nula acción de Pablo Sandoval para atender la problemática social que le corresponde como delegado del gobierno federal en la entidad.

"Amílcar no es digno de representarnos", "Amílcar te falta valor para dialogar", *Tu abuelo un luchador, tú un traidor" fueron algunas de las leyendas que se leían en las protestas contra el delegado federal.

De acuerdo con el grupo de manifestantes, desde el pasado 13 de mayo hicieron llegar un oficio a las oficinas de Pablo Amílcar para solicitar atención del funcionario federal para atender su problema.

La principal demanda de los trabajadores despedidos es la reinstalación de los 37 educadores y adornaron que de no haber respuesta otras regiones se sumarán a sus acciones de protesta.

Hasta las 3 de la tarde los manifestantes no habían sido atendidos por el funcionario federal, quien no atiende en sus oficinas.