México.- Un último adiós dieron familiares y amigos, en Amilcingo, a Samir Flores Soberanes, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua, asesinado la mañana de este miércoles.

El opositor a la Termoeléctrica La Huexca fue velado en el patio de la vivienda, donde se colocaron sillas para los presentes al acto.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo no tener inconveniente en que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga la investigación del crimen de Flores Soberanes, quien, según las versiones, dos automóviles se estacionaron afuera de su casa y los ocupantes comenzaron a gritarle. Cuando el activista salió, le dispararon en cuatro ocasiones, dos balas le dieron en la cabeza.

En su conferencia de prensa, el jefe del Ejecutivo federal dijo que lamenta el asesinato del activista y aseguró que se debe de investigar para dar con los responsables.

“Se tiene que hacer la investigación, se tiene que conocer la causa del asesinato, se tiene que castigar los responsables, no tenemos inconveniente de que se atraiga la investigación y que esté en manos de la Fiscalía General”, apuntó.