Acapulco, Guerrero.- El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, Mario Pintos Soberanis, informó que ayer fueron separados de su cargo siete trabajadores del área técnica.

Ayer, la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, declaró que la CAPAMA se encontraba en manos criminales quienes están atentando contra la dependencia.

En entrevista telefónica, Pintos Soberanis dijo que ante esta situación se investigan a todos los trabajadores.

"No te puedo decir nombres, pero el día de ayer fueron separados de su cargo siete personas, a las cuáles estamos investigando y vamos a proceder en caso de que sea necesario", expresó Pintos Soberanis.

Lamentó esta situación por la que atraviesa la paramunicipal y se comprometió en continuar investigando y proceder en contra de quien sea, porque es un problema que afecta a todos los habitantes de Acapulco.

Mencionó que también existen involucrados trabajadores del área comercial e informal a quienes se investigará.