El delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), José Vega Luna negó las acusaciones que los trabajadores de la delegación manifestaron hoy, durante un paro de labores, y calificó como "injustificada" la toma del inmueble.

En conferencia de prensa, el delegado federal aclaró que no son cinco sino tres los trabajadores despedidos, y añadió que dicha decisión forma parte de una reestructuración laboral que viene desde la federación.

"Nosotros no hemos despedido a nadie. Se liquidó al componente de infraestructura a todo nivel nacional debido al recorte presupuestal", detalló el delegado.

Agregó que hay trabajadores sin el derecho a una plaza y esa decisión fue tomada por las revisiones que hiciera personal jurídico a nivel nacional por lo que sentenció: "no he dado ninguna plaza".

En medio de la conferencia, el grupo de 50 manifestantes se apostó alrededor del delegado y comenzaron a reclamar las demandas solicitadas, así como denunciar el hostigamiento a una trabajadora, actos que Vega Luna simplemente negó e ignoró reiterando la invitación a abrir las oficinas de Conafe.

"Esto no depende de nosotros. Vamos a hablar tranquilamente y solucionar cada caso y vamos arreglar una por una todas las demandas de los trabajadores",  anunció, ante el escepticismo de los trabajadores que acordaron no liberar el inmueble.