Guerrero.- Familias refugiadas en Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, anunciaron el arranque de una colecta en casetas de peaje para la adquisición de alimentos y renta de viviendas, ante la ausencia de apoyos del gobierno federal.

Las familias desplazadas que, actualmente suman cerca de ocho meses fuera de sus lugares origen, fueron atendidas por la Subsecretaría de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) tras un mes de permanecer a las afueras del Palacio Nacional.

Regresaron a su municipio en marzo, tras lograr acuerdos con el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez. El gobierno federal se comprometió a pagar los víveres y la renta de una casa provisional para 84 familias.

Este martes, el vocero del movimiento, Crescencio González Pacheco, y el director del Centro de Derechos Humanos ‘José María Morelos y Pavón’, anunciaron la toma de casetas para suplir el apoyo que deben recibir por el Estado.

Hoy, 28 de mayo, se cumplieron dos meses de haber levantado el plantón que mantenían en Palacio Nacional, sin embargo, no se han concretado los acuerdos plasmados en una minuta firmada en marzo.