#Guerrero

Desplazamiento forzado, un problema desatendido por Héctor Astudillo

La última migración masiva fue en la comunidad de El Naranjo, afectando a 800 personas; el gobierno estatal negó la violencia y sus consecuencias.

Por Redacción, 2019-07-04 11:51

Guerrero.- Debido a detonaciones de armas de fuego ocurridas el domingo 30 de junio en la comunidad de El Naranjo, municipio de Chichihualco, Guerrero, 800 personas huyeron con rumbo a la cabecera municipal, donde hasta la fecha se resguardan las personas desplazadas por la violencia de sus comunidades.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón y personas desplazadas, los recientes ataques provienen del mismo grupo que quiere desalojar a la gente para tomar el control del territorio.

Acusaron las detonaciones en El Naranjo son consecuencia de que no se cumplieron las medidas de seguridad acordadas entre ellos y Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación (Segob), mismo por el que aceptaron volver a Guerrero.

Una de las medidas decía que se colocaría un punto de seguridad en esa comunidad para evitar el avance el grupo armado; también establecer un perímetro de protección con puntos de vigilancia hacia la sierra y hacia Chilpancingo.

Ante las inminentes agresiones contra la comunidad de El Naranjo, las personas desplazadas señalaron que los que siguen en sus hogares intentarán repeler los ataques, pues no quieren perder sus propiedades como los pobladores que dejaron sus hogares, y que siguen sin ayuda integral.

Agregaron que la gente de ese poblado está organizada y desde el domingo, aproximadamente 400 hombres prepararon la defensa, sin reportarse personas muertas.

De acuerdo con el portal Animal Político, Florencio Salazar, secretario general de gobierno de Guerrero, afirmó que es mentira que las autoridades no estén actuando.

Desde 2013, en esa región de Guerrero hay una disputa entre grupos del crimen organizado que buscan el control del territorio, sin embargo, en el centro del conflicto están los poblados afectados por la violencia.

Entre las personas desplazadas que se encuentran en la cabecera municipal, están los 300 pobladores que mantuvieron un plantón por 39 días afuera de Palacio Nacional en la Ciudad de México, para exigir al gobierno federal condiciones de seguridad para el retorno a sus comunidades, mismas que siguen sin resolverse.

#Guerrero

Félix culpa al gobierno de AMLO por crisis de fertilizante en Guerrero

El senador de Morena evitó cuestionar la represión de Astudillo a campesinos que exigen el insumo.

Por Alejandro Ortiz, 2019-07-22 17:38

Chilpancingo, Guerrero.- El senador de Guerrero por Morena, Félix Salgado Macedonio omitió hablar sobre el desalojo de campesinos -acto ordenado por el gobernador de Guerrero-, y por el contrario, consideró que el Coordinador Federal del Programa de Fertilizante, Jorge Gage, debería irse en caso de no cumplir.

Entrevista en el municipio de Acapulco, el experredista y exalcalde de Acapulco, arremetió en contra del encargado del gobierno federal para el programa de entrega de fertilizante e incluso sugirió su salida.

Sin embargo, el senador por Morena dejó a un lado el desalojo de campesinos ordenado por el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, que provocó el retraso de fertilizante como se había acordado entre campesinos de Tecoanapa y Jorge Gage.

«Gage nos está partiendo la mandarina en gajos a Guerrero (…) No está cumpliendo con la encomienda (del presidente Andrés Manuel López Obrador)», y sugirió que de seguir así debería de irse.

El senador tampoco quiso entrarle al tema de la omisión del ayuntamiento de Acapulco para clausurar el bar «Mr. Bar», que anteriormente había sido notificado por incumplimientos pero no fue cerrado.

Y es que, en ese bar fueron asesinadas cinco personas el día de ayer y otras ocho resultaron lesionadas.

«Yo no quiero opinar de eso», dijo Salgado Macedonio.

#Guerrero

Terminar con corrupción e impunidad de jueces y magistrados, piden

El jurista Eduardo López planteó que la iniciativa en el Congreso federal para reformar al Poder Judicial debe aplicarse para poder combatir la corrupción y la impunidad.

Por Elibeth D Nicolas, 2019-07-22 17:06

Acapulco, Guerrero.- El catedrático y jurista, Eduardo López Betancourt, consideró que es indispensable que sean destituidos magistrados y jueces corruptos.

El especialista planteó que la iniciativa en el Congreso federal para reformar al Poder Judicial debe aplicarse para poder combatir la corrupción y la impunidad bajo la que actúan los encargados de impartir justicia en el país.

“Hay que cambiar el Poder Judicial, pues la institución de hoy no reúne los requisitos para darle confianza al pueblo de México; hay muchos compromisos sucios, vicios terribles, como el nepotismo”, detalló López Betancourt.

Agregó que el amiguismo, la corrupción y la “venta descarada de resoluciones” sólo ayuda a los criminales y beneficia a los sectores de poder, “como los despachos de abogados que manejan bajo la opacidad y sin objetividad las resoluciones judiciales, por lo que se debe combatir de inmediato.

El jurista fue critico con las funciones que desempeñan los representantes del Poder Judicial, pues resuelven casos desde la ignorancia, sin criterios e influenciados por intereses corruptos.

Ante ello, exigió una nueva planta de magistrados para no continuar con quienes tienen compromisos con el pasado y tienen una conducta vergonzante.

«Es un cambio de ministros, es un cambio de resoluciones y magistrados un cambio de jueces, es lo que reclama el pueblo de México, pero tengamos en cuenta que hay casos de excepción que deben continuar, pero son los menos, tendríamos que tener la lámpara de Diógenes para encontrarlos», dijo.

López Bentacourt manifestó que son necesarias sanciones administrativas contra los funcionarios que no cumplan con la ley, además de que puedan ser dados de baja por sus actos corruptos.

“Éstos corruptos no deben tener derecho a actas administrativas”, finalizó categóricamente el jurista.

#Guerrero

Guerrero se incendia, pero a Astudillo sólo le preocupa crisis del PRI

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, llamó a los priistas a que la elección interna no se convierta en pasarela de la frivolidad o del encono.

Por Redacción, 2019-07-22 16:34

México. Notimex.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, llamó a los priistas a promover el verdadero cambio, a reconocer equivocaciones y a ratificar la política popular, así como a que la elección interna del partido tricolor no se convierta en pasarela de la frivolidad o del encono.

En el acto por el 73 aniversario del natalicio de José Francisco Ruiz Massieu, así como por la reapertura en el CEN del PRI de la sala que lleva su nombre, y la presentación de un libro que recopila su pensamiento, confió en que al concluir el proceso interno esa fuerza política recupere su capacidad transformadora.

“Hoy el PRI está inmerso en la elección interna para decidir quiénes asumirán la dirigencia nacional. Esta elección no puede ser la pasarela de la frivolidad ni del encono, es la oportunidad para mostrar que seguimos siendo un partido libre, responsable, con disciplina”, señaló.

Ante la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, hija del finado, y quien escribió el prólogo del libro, Astudillo Flores afirmó que los priistas y los candidatos que aspiran a dirigir ese instituto político deben estar comprometidos con sus bases y de esa contienda salir fortalecidos en la unidad y con el firme propósito de mantener su lugar en la política nacional.

Indicó que la nueva política demanda hombres y mujeres capaces de hacer frente al cambio que la sociedad exige. «Será nuestra responsabilidad que el PRI no se quede en la imaginación o referencia bibliográfica.

“Podemos cambiar, debemos cambiar», expresó, tras aseverar que la política partidista «es pensamiento de acción y se debe de recuperar la capacidad de pensar y hacer, observando lo que el pueblo quiere”.

Planteó que una política moderna solo puede subsistir en una nueva política y recordó que son un partido de 90 años y el de más prevalencia en América Latina, ya que por 77 años ocupó la Presidencia de la República y encabezó las grandes transformaciones de México en un ambiente de estabilidad como en ningún otro país de América Latina.

Los priistas, dijo, no deben avergonzarse de su pasado sino se deben preguntar qué partido deben ser: el partido del pasado sin futuro o el partido del futuro orgulloso de su pasado.

Reconoció que lo que se vive ahora es consecuencia de no haberse reformado a tiempo, y que “el cambio que se quiere debe ser certero pero también eficaz.

«La larga convivencia en el PRI de lo viejo y lo nuevo, sin la síntesis transformadora que lo pusiera al día, ha provocado no solo perder el poder sino, peor aun, ubicarse como una agrupación política minoritaria», admitió Astudillo Flores.