Chilpancingo, Guerrero.- De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Acapulco y parte de la Región Centro de Chilpancingo se encuentran dentro de las 17 regiones en las que por su alta incidencia delictiva se incrementará el número de agentes de seguridad.

En una conferencia de prensa, el titular de la Secretaría de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño señaló que en 17 regiones, incluido Acapulco y Chilpancingo, se enviarían 600 elementos de seguridad de manera “permanente” entre militares y policías federales.

Los 600 agentes de seguridad se distribuirán entre Chilpancingo, Leonardo Bravo, Heliodoro Castillo y Eduardo Neri.

En el primer mes del año, los índices delictivos en las dos ciudades más importantes de Guerrero repuntaron de manera considerable, sin un plan de seguridad por parte de los gobiernos municipales.

Tanto en Acapulco, la alcaldesa Adela Román Ocampo, como en Chilpancingo, su similar Antonio Gaspar Beltrán, han mantenido una postura apacible ante el incremento de homicidios dolosos.

Durazo Montaño señaló que los 600 elementos que se desplegaran en las 17 regiones prioritarias y no portarían armas largas por normas de derechos humanos.