Chilpancingo, Guerrero.- Familiares de los 120 policías municipales de Chilpancingo, pidieron respeto y alto a la campaña de satanización a los agentes actualmente acuartelados, quienes son acusados por la desaparición y muerte de jóvenes en Chilpancingo.

Minutos antes de las 10 de la mañana, esposas, hermanos e hijos de los agentes municipales, se concentraron en la explanada de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), para pedir la intervención de ese órgano con el fin de que los procesos legales se realicen de manera transparente.

Y es que, los manifestantes coincidieron en que por un agente -quien entregó dos detenidos a las manos de un grupo criminal-, "están pagando todos".

De igual manera hicieron un enérgico llamado a los medios de comunicación y sectores de la sociedad para poner un alto a la campaña contra los policías municipales por la desaparición de siete jóvenes en la capital de Guerrero.

"Exijo a la prensa y a todos, respeto (...) respeto para los policías municipales, mi esposo no es un asesino, es un policía aprobado por la federación. No se nos hace justo que por uno paguen todos", manifestó Araceli Flores Morales, esposa de un policía municipal.

De acuerdo con las familias, el grupo de policías se encuentra percibiendo su salario y los han dejado tener contacto, no obstante alertaron que en cualquier momento podrían ser detenidos y acusados de crímenes no cometidos debido a la falta de transparencia en el proceso.

Entre otros temas, acusaron directamente al empresario local Pioquinto Damián Huato de ser promotor de la imagen de desprestigio contra los policías, esto con el único fin de buscar votos para el próximo proceso electoral.

"Se trata de un tema de política. Por un lado el señor Pioquinto que quiere votos y por otra parte se intenta con esto militarizar Chilpancingo", advirtieron.

Finalmente los familiares de los policías fueron atendidos por representantes de derechos humanos para buscar los canales que lleven a la transparencia del proceso legal que enfrentan los 120 agentes del municipio.