Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR), informó que libró 19 órdenes de aprehensión contra mandos de la Policía Federal, que colaboraron con el senador del PRI Miguel Ángel Osorio Chong, cuando era secretario de Gobernación.

El actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, decidió desmantelar la Policía Federal cuando llegó al poder en diciembre de 2018 y en su lugar apostar por un nuevo cuerpo de seguridad: la Guardia Nacional.

En un informe que rindió al Senado el año pasado en el proceso de transición a la Guardia Nacional, la actual Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó irregularidades en la gestiones financiera de la antigua corporación policíaca.

Se trata de un rubro de naturaleza reservada, poco transparente para los auditores: los Gastos de Seguridad Pública y Nacional, que en teoría deben usarse para investigaciones, acciones y actividades cuya realización implique riesgo, urgencia o confidencialidad. Pero la sospecha es que altos funcionarios de las dependencias de seguridad del gobierno anterior hicieron un uso indiscriminado de esta partida.

La Auditoría Superior de la Federación también ha fiscalizado el uso de esta partida por parte de la Policía Federal.

En febrero de este año, la agencia divulgó el resultado del análisis sobre el gasto en seguridad pública y nacional de la Policía Federal en 2018. Los auditores examinaron cuatro contratos, un convenio y varios cheques. Todo por valor de 2.031 millones de pesos, prácticamente dos tercios del total que gastó la dependencia con cargo a la partida de seguridad pública y nacional ese año.

La conclusión preliminar de los auditores es que al menos 1.532 millones de pesos de los 2.031 analizados no fueron empleados en lo que dijo la dependencia.

Entre los 19 aparece Eleuterio Enrique Pérez Romero, ex jefe de departamento de áreas administrativas del cuerpo policíaco, detenido este lunes por su presunta participación en el desvío de 2,500 millones de pesos en el sexenio pasado.

Frida Martinez Zamora, acusada por desvíos millonarios

El ex funcionario tenía una orden de aprehensión librada por un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya, Estado de México, por los crímenes de delincuencia organizada con la finalidad de cometer operaciones con recursos de procedencia ilícita o lavado de dinero.

Pérez Romero, contador de profesión, trabajó de 1993 a 2008 en la Procuraduría General de la República en la coordinación de servicios de la Policía Judicial Federal y la Agencia Federal de Investigación, las predecesoras de la Policía Federal Ministerial.

El 12 de abril de 2008 lo contrataron como jefe de departamento en el área de recursos financieros del Estado Mayor de la Policía Federal Preventiva. Su última plaza fue como jefe de departamento de la Coordinación de Administración y Servicios de la Secretaría de gobernación.

El ex funcionario de la Policía Federal está imputado en el mismo asunto por el que fue señalado Jesús Orta, primer jefe de la policía de Ciudad de México, que se encuentra prófugo de la justicia. También Frida Martínez Zamora, ex secretaria general de la Policía Federal, involucrada en el desvío de dinero de 2010 a 2017.

Orta fue hasta el pasado 4 de octubre titular de la SSC CDMX, en el gobierno de Claudia Sheinbaum, quien confirmó que su renuncia fue consecuencia de esta investigación en su contra.

En el caso de Frida Martínez es una persona muy cercana al poderoso secretario de Gobernacion con Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, actual senador del PRI.