México.- Luego de la evasión de 55 reos, el director  del centro penitenciario de Culiacán, Eduardo Arturo Bailleres Mendoza, de formación castrense, fue destituido de su cargo y sujeto a investigación, al igual que los custodios del turno, cuando sucedieron los hechos.

Bailleres Mendoza tenía sólo 11 meses en el cargo, el cual asumió en medio de una crisis que se produjo luego de la evasión de los reos federales, Julián Grimaldi Paredes, vinculado al Cártel de Sinaloa y Carlos Jesús Salomón Higuera, quienes salieron de la prisión caminando con trajes de la Policía Estatal Preventiva en julio del año pasado.

La tarde del jueves 17 de octubre, en medio de los bloqueos con autos incendiados, despojos violentos y continuos enfrentamientos que activaron grupos delictivos, ante el intento de fuerzas federales por capturar a Ovidio Guzmán López, se reportó la evasión masiva de 55 internos, la mayoría del fuero federal.

Según el reporte del Gabinete de Seguridad Federal, ofrecido por el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristobal Castañeda Camarillo, se produjo un motín dentro de la prisión, lo que provocó que cinco custodios fueran despojados de sus armas.