Acapulco, Guerrero.- El subprocurador jurídico de asuntos internacionales de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán reconoció que la mejor manera para poder reducir la oferta de drogas en el país es por medio de su destrucción.

Durante la ceremonia de destrucción de narcóticos realizada en la 27 Zona Militar de la Base Aérea número 7 ubicada en Pie de la Cuesta, fueron destruidas 4 toneladas de cocaína, 468 kilos de marihuana, 54 unidades de narcóticos y diversos instrumentos de armas.

"Hace cuatro meses se puso en marcha el programa de bodegas vacías a través de las diferentes delegaciones y dependencias como también objetos y armas guardadas en las bodegas de indicios para el combate a la delincuencia con el fin de disminuir los actos de consumo y delito", expresó Elías Beltrán.

Asimismo reconoció que el consumó de drogas genera un problema de salud pública y de seguridad en nuestro país, más cuando provoca pérdida de vidas humanas. Por lo que el mejor mensaje contra el crimen y las drogas es la destrucción de las sustancias.

Por su parte, el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores reconoció que la situación del estado es compleja porque adolece de 50 kilómetros de playa por donde transita droga que proviene de países cercanos, por lo que agradeció al Ejercito y a la Marina su gran esfuerzo y dedicación para impedir que estos narcóticos entren con facilidad a nuestro estado y país.