Chilpancingo, Guerrero.- Catorce plantíos de amapola sembrados en más de tres hectáreas fueron destruidos por la Procuraduría General de la República (PGR) en los municipios de Leonardo Bravo y Atlixtac.

A través de un comunicado, la dependencia federal dio a conocer que el operativo estuvo a cargo de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA).

En la misiva se informa que fueron localizados 14 plantíos con una superficie aproximada de 35 mil 495 metros cuadrados, en la sierra de la región Centro y parte de La Montaña, específicamente en Leonardo Bravo, cuya cabecera es Chichihualco, y Atlixtac.

La PGR recordó que por las condiciones climatológicas y orográficas de la entidad, Guerrero se ha convertido en el principal productor de amapola en el país.

“Tras realizar sobrevuelos en la zona, los agentes de la Procuraduría General de la República, ubicaron los terrenos cultivados aparentemente con plantas de amapola, por lo que se efectuó un operativo vía terrestre en esa zona”, se lee en el comunicado.

Se informó que el operativo de destrucción se realizó vía aérea y por poda.

Además de la destrucción de los sembradíos, personal de la Coordinación General de Servicios Periciales de la AIC recolectó muestras de la planta que servirán para la generación de evidencia científica que determinará el rendimiento de la producción de opio respecto a las hectáreas cultivadas, así como la concentración de morfina en cada una de las muestras.

Las muestras recabadas para su análisis fueron puestas a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien continúa la integración de la carpeta de investigación respectiva por delitos contra la salud.

“Con estas acciones, la Procuraduría General de la República, refrendan su compromiso de mantener la lucha frontal contra los delitos del orden federal que dañan sensiblemente a la sociedad”, concluye el comunicado.