Agentes de la Policía Federal destruyeron aproximadamente 218 mil plantas de amapola en tres plantíos localizados en dos municipios de Guerrero.

Dos de los plantíos fueron ubicados en la comunidad de Ahuixtla, municipio de Chilapa, en la zona Centro de Guerrero.

Uno de ellos albergaba alrededor de siete mil plantas en una superficie de 375 metros cuadrados, mientras que el otro contenía unas 61 mil plantas en un terreno de mil 700 metros cuadrados.

Un tercer plantío fue localizado en el poblado de La Cañada Tepozonal, en el municipio de Pedro Ascencio de Alquisiras, en la zona Norte del estado.

Ahí, un terreno de seis mil metros cuadrados estaba sembrado con aproximadamente 150 mil plantas de adormidera.

Los tres cultivos ilícitos fueron erradicados por los policías federales mediante las técnicas de arranque e incineración, luego de que verificaran que los predios estaban abandonados.

Estas acciones fueron notificadas al Agente del Ministerio Público de la Federación en Guerrero.