México.- Autoridades estatales y federales detectaron tomas clandestinas de extracción de combustible en los ductos de Petróleos Mexicanos en la zona sur de la capital de Aguascalientes y en un ducto que corre de Progreso a Mérida, Yucatán.

En la toma clandestina de Aguascalientes encontraron un bidón de 20 litros con gasolina a la mitad de su capacidad.

De acuerdo a medios locales, cuando agentes de la Policía Estatal recorrían la terracería que conduce de la comunidad Lomas de Nueva York al rancho La Zaca, observaron que la malla ciclónica que rodeaba una válvula de seguridad de dicho ducto se encontraba dañada y había un goteo de combustible que provenía de un tapón de bronce que forma parte de la misma estructura de la válvula.

Según la información de la Secretaría, el ducto había sido abierto recientemente para almacenar el combustible en bidones similares al que se encontró en el lugar.

La zona fue asegurada y se dio aviso al personal de Seguridad Física de Pemex, quienes confirmaron que por dicho punto sólo corre gasolina y diésel contaminado, tras lo cual aseguraron realizar las reparaciones correspondientes.

Desde la semana pasada, en Aguascalientes se ha registrado desabasto de combustible en el municipio de Calvillo y en algunas gasolineras de la capital del estado.

En Mérida

Una nueva toma ilegal de combustible fue detectada por el Ejército y agentes de la Agencia de Seguridad Física de Pemex el pasado martes durante un recorrido de inspección a las líneas de la petrolera.

Se trata de la tercera toma clandestina detectada en los últimos meses en la entidad, donde el pasado 18 de julio explotó y se incendió un ducto que corre de Mérida a Progreso cuando era “ordeñado”.

El ducto saqueado conecta las terminales de abastecimiento (TAR) de Progreso y Mérida. En esta ocasión no hubo personas detenidas.

Por su parte, Pemex garantizó el abasto de combustible en la Península de Yucatán donde, aseguró, cuenta con suficientes inventarios para el suministro de gasolina Magna, Premium, Diésel y Turbosina en sus tres Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD).

Estas se ubican en Lerma (Campeche), Progreso y Mérida, en el estado de Yucatán.

También pidió a la población no caer en especulaciones y evitar compras extraordinarias, “ya que no existe escasez de producto en la región”.

Puso a disposición de la población el teléfono 01800 228 9660 y el correo [email protected] para denunciar el huachicoleo.


Con información de agencia Apro.