Morelos.- Tras los ataques a balazos registrados este fin de semana en Morelos el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, informó que la entidad se encuentra en “semáforo rojo”.

“Está en semáforo rojo en este momento y, como digo, la Guardia Nacional, la Comisión Estatal de Seguridad y la Policía Federal se está trabajando en conjunto y de forma coordinada y ahora en la reunión de seguridad analizaremos los resultados que han habido y cómo está la situación en este momento”, dijo el funcionario estatal.

La mañana de este lunes un grupo de hombres disparó en contra de seis personas en las inmediaciones de la terminal de autobuses Estrella de Oro ubicada en la Avenida Morelos Sur de Cuernavaca.

En el ataque cinco hombres murieron y uno más resultó herido.

Sanz Rivera dijo que la información preliminar sobre este hecho indica que se trató de un ataque directo en contra de las víctimas, quienes presuntamente se dirigían a la terminal a recibir a una persona proveniente de Guerrero.

Agregó que el hombre herido se ha negado a declarar sobre los hechos.

“A las 5:04 de la mañana recibí el reporte de lo sucedido y en este momento voy a la reunión de seguridad para tener mayor información, estuve en contacto con el Comisionado, me dicen que hay una persona herida, que la persona herida no quiere declarar, entonces vamos a ver si ha habido algún avance sobre el tema y ahora les podría decir algo más después de la reunión de seguridad.

“Lo primero que yo pregunté a las 5:30 de la mañana es que si fue un ataque indiscriminado o fue un ataque directo lo que me dijeron es que aparentemente, aparentemente vuelvo a repetir y no quiero asegurar hasta no tener los hechos, que venían huyendo”, dijo.

Los ataques a balazos en la entidad registraron un incremento tras la captura de Santiago Mazari Hernández, "El Carrete", identificado por las autoridades estatales y federales como jefe del grupo delictivo Los Rojos, quien fue asegurado junto con un cómplice en el Estado Guerrero.

“Puede ser definitivamente desde que se produjo esa detención ha habido un aumento de la violencia y puede ser que vaya en esa dirección.

“En este momento hay un estado que tenemos que tener todas las fuerzas coordinadas y estar viendo que no suceda y que no se escale esto”, dijo Sanz.