Chilpancingo, Guerrero.- La madrugada de viernes fue detenido Ángel "N", uno de los dos presuntos autores materiales del asesinato del secretario general del PRD en Guerrero, Demetrio Saldívar Gómez, esto en un operativo conjunto.

En conferencia de prensa, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez informó que minutos después de las 02:00 horas de hoy, fuerzas de seguridad detuvieron y pusieron a disposición a uno de los presuntos asesinos del perredista.

"En el seguimiento de las pruebas, indicios y presunción de inocencia que nos permitimos dar a conocer el día de ayer, se logró el aseguramiento de dicha persona", informó Olea Peláez.

Sin embargo, por secrecía, las autoridades de justicia omitieron el lugar de la detención, aunque fuentes de seguridad informaron que el hecho tuvo lugar en una colonia al poniente de Chilpancingo, capital del estado de Guerrero.

La detención

Sobre la detención, Xavier Olea detalló que los trabajos de investigación por parte de la Fiscalía General, llevaron a tener las pruebas necesarias para la detención de Ángel "N".

“Durante el operativo para su aseguramiento, dicho personaje se intentó dar a la fuga y en el transcurso de la persecución, el sujeto activo trompicó y cayó a una pequeña barranca con piedras y vegetación”, manifestó el fiscal.

Junto con el imputado, fue asegurada un arma tipo escuadra calibre 9 milímetros, un vehículo, tipo Tsuru, con reporte de robo con violencia en el estado de Morelos y una bolsa con hierba con características similares a mariguana.

“Dicha persona traía consigo el arma en mención, así como un envoltorio en la cintura dentro de la prenda que vestía, que contenía hierba, con las características propias de la marihuana”, dijo Olea Peláez.

El día de ayer, la Fiscalía de Guerrero informó que solo se tienen dos líneas de investigación sobre el asesinato del líder perredista, Demetrio Saldívar: robo consumado y secuestro.

Olea Peláez afirmó que la Fiscalía sí ha realizado las labores de seguridad que le competen y sobre todo se han respetado las normas de presunción de inocencia y derechos humanos del imputado.

Tras la detención informada en Chilpancingo, el fiscal Xavier Olea nuevamente se negó a responder a temas de seguridad en Guerrero.