La noche de este martes agentes de la Gendarmería detuvieron en la colonia Zapata de esta ciudad a cuatro hombres y una mujer con posesión de armas, y droga, uno de los cuales según reportaron fuentes policiacas en un comunicado de prensa, es operador de Félix Alejandro Magno Acevedo, un delincuente detenido también por federales semanas antes y señalado como cabecilla del Cártel Independiente de Acapulco.

El despacho indica que la detención ocurrió cuando los agentes patrullaban la zona y al percatarse de que hombres armados circulaban por una de las calles les cerraron el paso y detuvieron a Armando Romero Pastrana de 24 años; Eduardo Prudente Salas de 18 años, Fernando Rufino Téllez de 35, Ricardo Aguilar Ortiz de 37 años de edad y, Elvia García Cruz de 24 años.

El comunicado indica que Romero Pastrana es considerado como uno de los objetivos prioritarios en la Estrategia Acapulco. Identificado como el principal operador de Félix Alejandro Magno Acevedo también detenido por la Policía Federal, presunto responsable de la venta de droga, la amenaza y extorsión a empresarios, además de su presunta responsabilidad directa e intelectual en cuando menos siete homicidios, principalmente contra integrantes de grupos criminales antagónicos.

Se abunda que en la acción fueron decomisadas dos armas de fuego, una subametralladora y una pistola, ambas abastecidas, además de dos paquetes cubiertos con cinta adhesiva, con un estimado de más de cinco kilos de hierba seca de color verde, con las características propias de la marihuana; otra bolsa con envoltorios pequeños de la misma hierba y alrededor de 50 sobres de plástico con polvo de color amarillento, lo que podría ser cocaína.

Ante la comisión flagrante de un delito, se detuvo a los cinco individuos como presuntos responsables. Se presume además que los detenidos podrían estar relacionados con el homicidio de dos personas, cometido el sábado pasado durante la agresión con disparos de arma de fuego contra un rancho a la altura de la caseta de La Venta, por la negativa al pago de una extorsión; además de que presuntamente privaron de la vida a una mujer cuyo cuerpo fue localizado en la colonia Progreso el pasado 15 de febrero.

Los detenidos, así como las armas y la droga asegurados fueron trasladados a la Ciudad de México para quedar a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.