Por Laura Reyes

Policías estatales y Ministeriales detuvieron a 20 trabajadores de lista de raya del área de Vectores de la Secretaría de Salud Estatal, tras la toma que tenían de seis meses de las oficinas de la Jurisdicción Sanitaria 07 en Acapulco.

El desalojo se dio poco después de las 05:30 horas del martes cuando arribaron hasta esas instalaciones –ubicadas a una cuadra de la franja turística y la vía rápida- los efectivos policiacos con 23 órdenes de aprehensión, de las cuales sólo ejercieron 19 pues el restos no estaban en el lugar.

En esa detención también participaron notarios públicos y personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) para vigilar el cumplimiento de los protocolos de esa detención, según informó el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos.

Desde septiembre del año pasado un grupo de 63 trabajadores del área de Vectores –quienes son contratados como empleados eventuales para las campañas de fumigación- tomaron las oficinas de la Jurisdicción Sanitaria 07 en Acapulco para exigir la entrega de bases, pues argumentaron que algunos tienen más de 15 años de antigüedad y seguían sin tener prestaciones sociales y económicas.

Los 20 trabajadores detenidos fueron trasladados al Centro de Readaptación Social (Cereso) en el puerto en donde se dará el juicio en su contra.

La versión oficial:

En entrevista radiofónica, el secretario de Salud, Carlos de la Peña señaló que ese grupo de trabajadores eran eventuales “sin contrato”, y que su tarea consistía en fumigar para contrarrestar los casos de dengue y chikungunya.

Y que al tener la toma de las oficinas, en donde no dejaron sacar del lugar medicamento, papelería y vehículos, procedieron a demandarlos por daños patrimoniales y porque “daña” la evolución normal de dar una respuesta en salud pública a la población de Acapulco.

“Hoy se da complimiento a esta demanda y se establecen órdenes de aprehensión contra estas personas que permanecían. Ya las instalaciones están en proceso de limpieza y sobre todo evaluar el daño, cuantificar el daño que se hizo a medicamentos, vacunas y computadoras, en fin”.

Abundó: “ellos pedían la formalización y entonces se firmó una minuta con el secretario de Salud anterior en donde se les promete que había el compromiso de impulsar su formalización, en cuanto hubiera era oportunidad, pero no hubo un compromiso de formalizar o homologar como trabajadores de base y ellos lo tomaron que había ese compromiso obligado”, dijo.

El funcionario estatal indicó que ese problema fue “heredado” por la pasada administración, por lo que instalaron al menos tres mesas de dialogo pero que de las 63 personas en paro, sólo aceptaron incorporarse 40 trabajadores y dejaron la toma de instalaciones.

“Pero 23 personas, a penar se invitarlos varias veces que dejaran esto y se radicalizaron y se negaron, entonces ahí hay vehículos, medicamentos, papelería y esto creó un ambiente adverso en la Jurisdicción Sanitaria en sus áreas de trabajo y esto generó más protestas por ese mal ambiente de trabajo”, recalcó.

Carlos de la Peña afirmó que se dará a conocer el resultado de las inspecciones a las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria 07, entre ellos sobre posible medicamento y vacunas caducadas.