México.-Luego de más de medio año prófugo, Érick Alberto, el chofer de Uber que en agosto pasado desvió su ruta de Polanco hacia este municipio, reteniendo a una joven que acababa de llegar desde Guanajuato, fue detenido e ingresado al penal de Chiconautla.

Mediante la aplicación, cerca de las 2:00 de la madrugada del sábado 17 de agosto Brenda solicitó el servicio en la Central de Autobuses del Norte de la CDMX para dirigirse a Polanco, donde se hospedaría.

Sin embargo, una vez que abordó el Nissan Versa color vino, placas N43AKR, el conductor  —con 2.5 años en Uber y más de 2 mil viajes— agarró otra ruta, la amagó con un arma de fuego y le quitó su teléfono celular, para arrojarlo por la ventanilla.

En una acción instintiva, ella saltó del auto en movimiento para sobrevivir, mientras que Érick huyó del lugar.

“Me pude zafar, porque me tenía abrazada con el arma en mi cara. Logré alcanzar el volante para descontrolar el coche, porque preferí morir prensada en un accidente que quien sabe dónde y cómo”, narró entonces la víctima a través de Twitter.

Seis meses después, agentes de investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJEM) detuvieron al conductor de 29 años en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de robo con violencia.