México.-El ataque con cuchillo en uno de los centros comerciales más importantes de Manchester este viernes fue considerado “un ataque terrorista” por la policía británica. Hubo cinco heridos, dos mujeres de 19 y 40 años, que están internadas estables, acuchilladas, y un hombre de 50 años.

No están en riesgo de vida. Los demás fueron atendidos en Arndale Centre, el lugar elegido para el atentado. Un hombre de 41 años fue detenido en el lugar, con la ayuda de una pistola taser, y acusado de la sospecha de “comisión, preparación e instigación de un acto terrorista”.

El atentado se inició a las 11:15 de la mañana, cuando el hombre comenzó a apuñalar indiscriminadamente a la gente en la planta baja del centro comercial más grande de esta ciudad del norte británico.

Al grito de “yo te voy a joder”, el hombre avanzaba por los diferentes pasillos del shopping mientras la gente huía y buscaba esconderse y refugiarse dentro de los locales. Sus víctimas fueron atacadas en las cercanías del café Starbucks. En las redes se mostraron mesas dadas vuelta por la gente para protegerse y manchas de sangre. Los que lo vieron recuerdan gritos de terror, insultos del atacante y sangre.

Un hombre fue testigo y relató que para él fue “una pesadilla” ver como el hombre apuñalaba a una de sus víctimas en el café Starbucks.

Otro hombre escuchó a una mujer gritar. “Vi a este hombre con un cuchillo en su mano. Parecía que la había apuñalado en la espalda. Le salía sangre y ella cayó al piso”, contó a Sky News. ”Ni bien vi la sangre comencé a correr y advertía a otros de lo que pasaba.Todo el mundo miraba desde bel primer piso a la planta baja. La gente corria gritando. Había un pánico total. La policía llegó en pocos minutos y todos fuimos evacuados. Era una pesadilla, como salida de un film de horror. No puedo sacar esa imagen de mi cabeza”, dijo.

El café Starbucks se convirtió inmediatamente en una unidad de primeros auxilios, con biombos que separaban a los heridos del público, y paramédicos atendiendo a las víctimas, que no han sido identificadas.

https://twitter.com/FuerzasDelOrden/status/1182613984463245313?s=20

Fredie Houlder, un joven de 22 años, se salvó de ser atacado pero una mujer que entró al negocio donde el estaba vio al atacante de cerca. “Ella contó que un tipo pasó al lado de ella y trató de apuñalarla. Por suerte ella tenía una campera gruesa y se salvó. Junto a nosotros se puso a llorar. El corría alrededor para apuñalar a toda la gente que pudiera”, contó.

Dos policías desarmados intentaron confrontar al atacante. El los corrió con el gran cuchillo mientras ellos pedían ayuda de urgencia, según una declaración de la policía.

El atacante es británico, de 41 años, de raza negra, y gritaba insultos racistas a otro empleado del shopping Arndale, negro como él. La policía logró controlarlo con un taser y luego, dos oficiales se lanzaron sobre él para chequear si tenía explosivos.

“Nosotros no conocemos las motivaciones para este terrible ataque. Parece al azar, ciertamente brutal y extremadamente aterrador para cualquiera que lo haya presenciado”, explicó Russ Jackson, el número dos de la policía de Manchester a la prensa.

https://twitter.com/BorisJohnson/status/1182631145386713088?s=20

El shopping se encuentra muy cercano al Manchester Arena, donde fue el último atentado terrorista del 22 de mayo de 2017. Un suicida libio que se identificó con el ISIS mató a 22 personas e hirió a centenares allí. En 1996, Arndale había sido inmensamente dañado por un atentado del IRA, cuando una bomba de 1,500 kilogramos estalló en un camión y destruyó el centro de Manchester en Corporation St. Al menos 200 personas resultaron heridas en la explosión pero no hubo muertos.

El primer ministro Boris Johnson se solidarizó con las victimas en Twitter.

El área continúa evacuada y cerrada al público. La policía busca saber si el atacante estaba solo. Hasta ahora se desconocen las motivaciones del ataque.

“En este momento nosotros creemos que no hay más personas involucradas en el ataque, pero constantemente mantenemos esto bajo revisión. Tenemos fuerzas especialmente entrenadas apoyando a los heridos. Vamos a aumentar las patrullas el fin de semana para asegurar a la gente. Pero no creemos que haya una amenaza mayor y esperamos que la ciudad vuelva a su normalidad mañana”, dijo el policía Jackson.

El servicio de inteligencia doméstico MI5 está monitoreando el ataque en Manchester. La amenaza terrorista en Gran Bretaña es “severa", lo que significa que “un ataque es altamente probable”. Europa ha reforzado su vigilancia después del apuñalamiento de cuatro policías en la prefectura de la policía en Paris y la masacre del pro nazi el día de Yom Kippur en Alemania esta semana.