Agentes de la Gendarmería arrestaron a dos jóvenes presuntos sicarios de una banda delictiva responsable de varios asesinatos contra miembros de grupos antagónicos.

José Manuel Sotelo Romero, de 19 años de edad, y otro adolescente de 15 años fueron detenidos en la colonia Renacimiento de Acapulco.

A ambos se les investiga como presuntos integrantes de una célula delictiva del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), y a Sotelo Romero se le considera el sucesor de Francisco Torres Lucas, alias El Flakiman, un jefe de sicarios del mismo grupo detenido el ocho de mayo en la misma colonia.

Durante el dispositivo policiaco, según explica un comunicado de la Policía Federal, los presuntos criminales intentaron escapar corriendo por varias calles, pero los agentes lograron detenerlos.

Tras el arresto, se les confiscó una pistola calibre nueve milímetros, varios teléfonos celulares y una bolsa de plástico con 100 gramos de aparente mariguana.

El  boletín indica que los detenidos declararon trabajar para un hombre que les había ofrecido participar en el grupo delictivo como jefe de sicarios.

Los dos detenidos y los objetos incautados fueron entregados a la Agencia del Ministerio Público Federal de la ciudad de Acapulco.