México.-La policía de Los Ángeles arrestó este jueves y tras más de doce horas de búsqueda a un hombre sospechoso de matar a su padre y hermano, herir a su madre y acabar con la vida de otras dos personas.

Gerry Zaragoza, de 26 años, fue detenido la tarde de este jueves luego de cometer varios asesinatos, asaltos e intentos de robo, en una racha de crímenes que comenzó sobre las 2 de la madrugada, hora local, cuando atacó a su familia en un apartamento en el barrio de Canoga Park, en el noroeste de Los Ángeles.

Según informaron las autoridades, Zaragoza disparó mortalmente contra su padre de 50 años, Carlos, y su hermano, de 20 años, e hirió en el brazo de otro disparo a su madre, que se encuentra hospitalizada en condición estable.

El hispano es sospechoso de haber disparado después contra dos personas en una estación de gasolina localizada en North Hollywood.

Cuando la Policía llegó al lugar encontró a una mujer y a un hombre heridos de bala, atacados presuntamente por Zaragoza. La mujer falleció en el hospital mientras el hombre se encuentra en estado crítico. No se ha difundido oficialmente la identificación de ninguno de los dos, aunque los detectives sospechan que la joven era su ex novia y llevaba por nombre Susie Lepe.

Luego, cerca de las 7:45 de la mañana, hora local, un hombre, cuya descripción corresponde con la de Zaragoza, trató de robar a otro en los exteriores de un banco en Canoga Park. A la 1:00 de la tarde Zaragoza presuntamente disparó en un autobús en la ciudad de Van Nuys y mató a un pasajero.

A las 2:30 de la tarde, oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) vestidos de civil vieron a Zaragoza caminando por una avenida de Canoga Park y lo detuvieron con la ayuda de una pistola de choque eléctrico.

"Un arma de fuego fue recuperada durante el arresto. Los investigadores están trabajando para determinar el motivo de estos cuatro homicidios", expresó el departamento policial de Los Ángeles.

"Nuestros pensamientos están con las víctimas y todos aquellos afectados por esta trágica violencia", agregó en un comunicado difundido a través de Twitter.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, agradeció a la policía angelina el despliegue que realizó para detener la ola de crímenes que conmocionó a la ciudad.

"Gracias por el trabajo a la Policía de Los Ángeles", dijo el funcionario.

"El sospechoso de una serie de tiroteos mortales en San Fernando Valley fue aprehendido. Estamos profundamente tristes por la pérdida de vidas humanas", concluyó.

La ciudad desplegó al equipo de respuesta ante la crisis para amainar los efectos del terrible suceso.

Los detectives sospechan que Susie Lepe tenía una relación con Gerry.

En el sitio web GoFundMe se abrió una cuenta para juntar recursos para apoyar a la familia de Lepe y sus cuatro hijos que han quedado desamparados.

La policía también investiga el asesinato en el autobús que habría cometido el mismo pistolero.

"Una vez que llegamos a Woodley Station escuchamos un disparo", dijo a CBS Carlos Hurtado, testigo de los hechos. "El chofer abrió la puerta y en ese momento todos corrimos".

El patrón del papá de Gerry Zaragoza por 12 años, dijo a CBS que el difunto se había quejado del comportamiento de su hijo en el pasado.

"Me dijo que tenía problemas con su hijo, – problemas de drogas. Su hijo no quería trabajar, no quería hacer nada... le dije que lo llevara a rehabilitación. Me dijo que se ponía violento en la casa", expresó el sujeto de nombre Michael.

Ruth Barcena, vecina de la familia, calificó a la mamá de Zaragoza como amigable.

"Conozco a la señora de mucho tiempo atrás, siempre me saludaba en la calle. Realmente me lastima lo que sucedió", dijo.