De acuerdo con información dada por diversas agencias internacionales, cuatro personas fueron detenidas por el asesinato de Berta Isabel Cáceres Flores, líder indígena lenca, feminista y activista del medio ambiente hondureña.

Los hombres supuestamente vinculados al asesinato de Cáceres fueron detenidos este lunes durante diez allanamientos en Tegucigalpa, La Ceiba y Trujillo, Colón.

El portavoz del Ministerio Público de Honduras, Yuri Mora, indicó a la AFP que cuatro personas habían sido detenidas por su posible implicación en el asesinato de Cáceres, sin ahondar en detalles.

Los capturados responden a los nombres de Douglas Geovanny Bustillo, Mariano Díaz Chávez, Sergio Ramón Orellana y Edilson Atilio Duarte Meza.

Los allanamientos realizados por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y Policía Militar se ejecutaron también en la colonia La Peña y residencial Lempira de Tegucigalpa, en la colonia Divanna de Comayagüela, en La Ceiba en la colonia El Manantial.

La ambientalista Cáceres fue asesinada a tiros la madrugada del 3 de marzo por desconocidos que ingresaron a su vivienda en la ciudad de La Esperanza, después de ser atacada a tiros por dos hombres que forzaron la puerta.

Según el único testigo, el mexicano Gustavo Castro Soto, quien se encontraba en una habitación, la dirigente indígena forcejeó con los atacantes que le fracturaron una mano y el pie izquierdo.

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), tenía medidas cautelares por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Copinh, familiares y otras agrupaciones sociales exigen al gobierno nombrar una comisión con el apoyo de la CIDH para investigar el crimen de la ambientalista.