Chilpancingo.- La deuda pública del estado ha disminuido en los últimos dos años sólo un nueve por ciento, pasando de dos mil 376.4 millones de pesos, monto que recibió la actual administración, a dos mil 21.6 millones.

Así lo informó el titular de la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado, Héctor Apreza Patrón, durante su comparecencia ante diputados locales en la glosa del segundo informe de gobierno de Héctor Astudillo Flores.

El funcionario estatal expresó que gracias a esa reducción, Guerrero se encuentra entre las entidades con menor nivel de endeudamiento en el país “y las empresas calificadoras internacionales externaron su reconocimiento, ratificando la calificación crediticia de perspectiva positiva estable”.

En cuanto al adeudo que se enfrenta con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), Apreza indicó que el gobierno del estado adeuda 55 millones de pesos, mientras que los municipios en su conjunto tienen una deuda de 467 millones.

Respecto a la nómina estatal, Apreza Patrón indicó que el registro es de 140 mil trabajadores, de los que 89 mil se encuentran en la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y 21 mil en la Secretaría de Salud (SSa).

Reconoció que existe una “nómina abultada”, sin embargo no ha habido recorte de personal por instrucciones del Ejecutivo, “no hay despidos porque si se hiciera dejaríamos a muchas familias sin su único ingreso, hay muchos trabajadores que son los jefes de familia, los que llevan el sustento a sus hogares”.

Explicó que uno de los problemas que ha comprometido las finanzas del gobierno del estado, es la existencia de plazas sin techo presupuestal en la SEG y la SSa, situación que se ha sostenido durante varias administraciones.

En estos momentos la comparecencia de Apreza Patrón, junto al titular de la Secretaría de Contraloría, Mario Ramos del Carmen, y el de Planeación, David Guzmán Maldonado.