Acapulco, Guerrero.- El síndico administrativo de Acapulco, Javier Solorio Almazán, informó que se tienen deudas pendientes por pagar hasta el 2030 por causa del quebranto financiero provocado por administraciones pasadas.

En entrevista después del Primer Informe de Gobierno de la presidenta municipal Adela Román Ocampo, realizado en la explanada del Ayuntamiento viejo, Solorio Almazán consideró que existen retos y desafíos porque aún hay muchas cosas inconclusas que se tienen que trabajar en la ciudad.

" Si, por supuesto recibimos un Ayuntamiento quebrado que tenía el peor desastre financiero y administrativo de la historia y hay deudas al largo plazo hasta el 2030 que estamos pagando, como por ejemplo el puente Bicentenario, del qie pagamos cinco millones de intereses, y deudas del ISR y deudas por todos lados, pero Acapulco no está condenado al fracaso, Acapulco es grande, más que cualquier gobierno municipal o estatal", dijo el síndico administrativo.