México.-Hoy, 11 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Niña, una fecha especial para concienciar a la sociedad que aún hay mucho camino por recorrer para que las niñas consigan la igualdad en la sociedad a todos los niveles.

Hay muchas niñas y jóvenes que no tienen la oportunidad de tomar decisiones sobre su vida, que sufren discriminación solo por el hecho de ser mujeres, y por eso se necesita un día especial para recordar el potencial que tienen, que ellas valen y que son chicas poderosas que cambiarán el mundo.

Así se ha establecido mediante la resolución 66/170 de la Asamblea General de 2011, para "reconocer los derechos de las niñas y los problemas excepcionales que las niñas enfrentan en todo el mundo".

Entre ellos, que solo dos tercios de los países en desarrollo han logrado la equidad de género en la educación primaria. En muchos países, ellas casi no acceden a la educación, ya que deben quedarse en casa cuidando de sus hermanos o trabajando mientras sus hermanos varones estudian, siendo más propensas a la marginación.

También son más vulnerables atrocidades como la violencia sexual, la ablación, la prostitución y el matrimonio infantil, o niñas que son discriminadas en casa por un hermano varón.

Por eso, hay muchas cosas por hacer y el cambio ya ha empezado. Invertir en las niñas y empoderarlas, darles voz para que elijan en libertad es clave para que sus derechos sean escuchados.

"Las chicas están demostrando que no necesitan seguir ningún guión y que son imparables", sostiene el informe anual de la ONU.

"Las niñas siempre han cambiado el mundo, y esta generación puede hacerlo aún mejor", afirma la ONU.

La ONU ha puesto en marcha la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, un plan de acción que exige un mundo donde todas las niñas y mujeres puedan realizar todos sus derechos, como vivir sin violencia, asistir y completar la escuela, elegir cuándo y con quién casarse, y ganar la misma paga por el mismo trabajo.

La Plataforma de Acción llama específicamente a la comunidad global a :

Eliminar todas las formas de discriminación contra las niñas. Eliminar las actitudes y prácticas culturales negativas contra las niñas. Promover y proteger los derechos de las niñas y aumentar la conciencia de sus necesidades y potencial. Eliminar la discriminación contra las niñas en educación, desarrollo de habilidades y capacitación. Eliminar la discriminación contra las niñas en salud y nutrición. Eliminar la explotación económica del trabajo infantil y proteger a las jóvenes en el trabajo. Erradicar la violencia contra las niñas. Promover la conciencia y la participación de las niñas en la vida social, económica y política. Fortalecer el papel de la familia en la mejora de la situación de las niñas.